A ver, a ver; ¿Quién es quién en los candidatos al gobierno de Nuevo León?

Por Sergio Chapa

Acaso el engaño es la mejor estrategia presentada por los ya tan desprestigiados candidatos políticos; todos hablan del “voy a hacer”, “voy a componer”, “voy a quitar”; nadie toca el tema de lo que ya hizo y se dejó sentir en Nuevo León, tanto como para reconocerlo como un verdadero candidato electoral.

Aunque los principales ya propuestos son personajes reconocidos por la sociedad; a ninguno se le recuerda por una acción fidedigna, categórica y trascendente en la toma de decisiones de los asuntos que a todos los regiomontanos nos incumben.

Es cierto, unos pueden hablar de que redujeron la delincuencia, de que defenderán los intereses de los empresarios, de que cancelarán el pacto fiscal con la federación; lo mismo de siempre, presumen lo que estaban obligados a hacer y cuando profundizas en lo que hicieron reviran contratos entre allegados llenos de interés y dudosa aplicación; aún la intromisión actual de los candidatos está llena de antiguas relaciones que los hace dudar de su intervención honesta y comprometida que es lo que en todo caso se necesita para gobernar a Nuevo León.

Es bien sabido que vivimos una crisis política, pero hasta cuándo será que esto de la política es ya un asunto perdido donde no hay solución y sostenerla de la forma en que está, es la única respuesta.

Sí, todos queremos saber quiénes son estos pintorescos personajes, llenos de algarabías, promesas, ávidos de poder e interesados solamente en sus propios beneficios y los de sus íntimos seguidores; se presumen delincuentes, mentirosos, misóginos, arrebatados, pero eso sí con un común denominador, todos andan detrás del poder y para conservarlo o ejercerlo también del dinero.

Será el COVID, los tiempos, la crisis humanitaria, pero al hoy por hoy se puede declarar en mi opinión una candidatura desierta; no hay nadie quien nos pueda representar actualmente en el gobierno de Nuevo León; o al menos nadie que haya demostrado dignidad para el puesto, todos se han dedicado a atacarse unos con otros como si el “bullying” fuera su mejor ocurrencia.

Ojalá nuestra sociedad sea capaz de exigir mayor representación; o dicho de otra manera, ojalá que algún día las redes del poder permitan a alguien aspirar como candidato sin haberse vendido, embrollado con criminales o lo que es peor, cargado de miseria y podredumbre. Por ahora solo nos queda conformarnos.

A ver, a ver, barájenmela más despacio; piensen en alguien de los candidatos al gobierno de Nuevo León capaz de proyectar a este prolífico estado a nivel internacional, comprometido con la federación, sometiendo la delincuencia y administrando fielmente los recursos con el solo fin del bien común; ¿no se les ocurre nadie? No se culpen, a mí tampoco…

Sergio Chapa. Catedrático de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey.

chapaser@hotmail.com
https://www.facebook.com/sergio.chapa.522