Adele la reina de los Grammy’s

Por Gil Zantana

Los Ángeles.- No cabe duda que la noche de los Grammy’s es la ceremonia más importante dentro de los reconocimientos a la música y la que más sorpresas nos regala año tras año, esta ocasión la entrega número 59 de los galardones no sólo estuvo llena de vestidos elegantes y trajes de diseñadores reconocidos, sino que nos regalo una noche llena de aciertos, polémica y unos cuantos errores.

James Corden fue el encargado de llevar la batuta del evento, realizando una entrada graciosa conservando su estilo de comediante, aparentando que tenía fallas técnicas, provocando una caída de las escaleras y un desatino de sus bailarinas, sin embargo se trató de un montaje o tal vez se trataba de un mal augurio.

Jennifer López comenzó la entrega con un mensaje de unidad e igualdad además de resaltar la importancia de los artistas a levantar la voz y usarla como un mismo idioma.

Siguiendo con los discurso políticos, ‘A tribe Called Quest’ envío mensajes a Trump además de invitar a personas de varias etnias haciendo un acto de igualdad y apoyo.

Por su parte Katy Perry, al presentar su nuevo sencillo «Chained to the Rhythm», porto en todo momento una banda en el brazo con el mensaje «Resiste» y al final del número proyecto en imagen sobre su escenario la Constitución de Estados Unidos.

Durante la entrega también resulta difícil mantener todo en perfectas condiciones y los errores saltan a la luz.

Lamentablemente la primer víctima fue Jhon Travolta quien al presentar un número musical no alcanzó a leer lo que se le indicaba y se tuvo que apoyar con un papel.

La segunda Adele, ella como en un principio fue invadida por los nervios al equivocarse en el tributo a su compatriota George Michael, ofreciendo disculpas a los asistentes y decidiendo comenzar una vez más su interpretación, a lo que el público reaccionó con una ovación.

Y por último el número más esperado de la noche, Lady Gaga y Metallica, se vio opacado cuando el micrófono de James Hetfield’s al inicio de su performance no funcionó, hecho por el cual al término del mismo, el vocalista de la banda golpeó el pedestal del micrófono y lanzó su guitarra de manera molesta.

Dentro de esta gala siempre habrá quien nos sorprenda, esta noche fue ropa interior, embarazos, ganadores mexicanos y tributos espectaculares.

Los primeros en robar cámaras fueron Twenty One Pilots, cuando al recibir el premio a mejor dueto, se despojaron de sus pantalones alegando que formaba parte de una promesa.

Beyoncé sorprendió al no presentarse en la Red Carpet, sin embargo demostró todo su talento al cantar embarazada en el escenario y deleitar a los asistentes con un gran número como solo ella sabe hacerlo.

El talento mexicano se hizo presente al enterarnos que Vicente Fernández obtuvo el tercer Grammy en su carrera además Jesse y Joy, obteniendo mejor álbum pop latino.

Este año los tributos no pudieron faltar y fue el turno para Prince, George Michael, Bee Gees, además de Juan Gabriel y Emilio Navaira que fueron recordados en la sección de ‘In memoriam’.

La gran ganadora de la noche fue Adele al llevarse los premios máximos ‘Mejor Canción’ y ‘Mejor Álbum’, al momento de agradecer por el apoyo decidió alabar a Beyoncé, de la cuál se declaró fanática frente a los asistentes, para terminar rompiendo de manera accidental el galardón para entregarle parte del gramófono a su ídola Beyoncé.

En definitivo una ceremonia muy entretenida y de la cual mucho se va a comentar.