Afectan ataques en Arabia Saudita mitad de producción de crudo

 

Por Notimex

Riad.- El ministro de Energía de Arabia Saudita, el príncipe Abdulaziz bin Salman, informó este domingo que el ataque con drones contra dos instalaciones petroleras de la estatal Saudi Aramco provocaron la interrupción del 50 por ciento de la producción de crudo del país.

En un comunicado, Bin Salman señaló que los ataques del sábado provocaron la interrupción de alrededor de 5.7 millones de barriles de petróleo, lo que representa casi el 50 por ciento de la producción de la compañía y el 5.0 por ciento del suministro diario mundial de crudo.

Señaló que también causaron un alto en la producción de gas en aproximadamente dos mil millones de pies cúbicos por día, de acuerdo con la televisora árabe Al Arabiya.

La autoría de los ataques contra las instalaciones del gigante petrolero de Arabia Saudita en las ciudades de Abqaiq y Jurais, en el este del país, fue reivindicada por rebeldes hutíes de Yemen.

Abqaiq, unos 60 kilómetros al suroeste de la provincia de Dahran, alberga la mayor planta de tratamiento de petróleo de Aramco; mientras que Jurais, que se ubica a 250 kilómetros de Dahran, es uno de los principales campos petroleros de la empresa pública.

El ministro de Energía aclaró que los ataques no tuvieron ningún impacto en el suministro de electricidad y de hidrocarburos en el mercado interno.

Por su parte, el príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, advirtió que su gobierno quiere y puede responder a esta “agresión terrorista”, durante una conversación telefónica que mantuvo con el presidente estadunidense Donald Trump.

Por su parte, Trump destacó la disposición de Washington de cooperar con el mayor productor mundial de crudo para apoyar su seguridad y estabilidad, de acuerdo con la Agencia de Prensa Saudita.

Este sería el tercer ataque de los rebeldes hutíes -que son apoyados por Irán- en los últimos cinco meses contra la petrolera de Arabia Saudita, país que apoya militarmente a las fuerzas progubernamentales de Yemen en su lucha contra los insurgentes.

En declaraciones a la televisora Al Masirah, portavoces del movimiento hutí advirtieron que aumentarán este tipo de ataques.

El emisario de Naciones Unidas para Yemen, Martin Griffiths, expresó su preocupación por los ataques y la escalada militar en la zona, por lo que llamó a las partes a la moderación para no hacer peligrar el proceso de negociaciones en esa nación, donde más de 10 mil personas han muerto desde 2015.

La coalición árabe -encabezada por Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos- comenzaron un bombardeo en 2015 contra grandes zonas que controlan los hutíes en Yemen, llevando a la población a una crisis humanitaria.