Algunos puntos del Paquete Económico 2019

Por Carlos Carrasco Sánchez / Catedrático de Economía de la UDEM

Llegó el Paquete Económico 2019. En esta ocasión no se subestiman los ingresos, sino que se basa en las proyecciones de lo ejercido en 2018, lo que limita el uso discrecional de los recursos públicos.

Además, dado que el Ejecutivo se ha comprometido a no subir impuestos en los primeros años, y a mantener constante la deuda pública, financiar nuevos programas o incrementar el financiamiento de programas existentes requiere disminuir otras partidas del gasto.

¿Qué cambios resaltan en el Paquete Económico 2019? Primero, se presenta un incremento en el gasto en salud y una reasignación entre partidas, con el IMSS como principal beneficiado. Segundo, se incrementa el monto destinado a infraestructura, con un notable aumento en la CFE y con nuevos proyectos como el Tren Maya y el Corredor Transístmico. Asimismo, se propone un incremento en el gasto en educación, destinado a educación básica y media superior. Lo anterior rompe la tendencia a la baja de los tres años anteriores. No obstante, la educación superior, posgrados y la educación para adultos sufrieron recortes importantes.

La nueva administración enfrentará fuertes restricciones: baja recaudación (comparado con países de la OCDE), alto servicio de la deuda y creciente gasto en pensiones. Para poder aumentar el gasto en rubros clave como infraestructura, educación y salud, y mantener una deuda sostenible, además de reingeniería del gasto, es necesaria la discusión de una reforma fiscal progresiva. El reto es incrementar los ingresos tributarios sin asfixiar a los contribuyentes cautivos, buscando ampliar la base gravable, combatiendo el fraude fiscal y eliminando las excepciones. ¿Podrá con ese reto el nuevo Gobierno Federal?

Contacto: carlos.carrasco@udem.edu