Armonía ciudadana 

Por César Garza Villarreal / Alcalde de Apodaca

El Gobierno de la capital industrial de Nuevo León hace una apuesta clara y de éxito asegurado. Apostar a favor de los valores éticos, de la madurez y de las familias apodaquenses, distingue al nuevo Ayuntamiento del cuarto municipio mexicano por su actividad exportadora.

Respetar y hacer respetar la ley, forma parte de los deberes del Gobierno.

Sin embargo, esas conductas requieren de la participación ciudadana, elemento indispensable para garantizar la convivencia en armonía dentro de la sociedad.

Saturar con leyes la vida de los ciudadanos o limitarla con regulaciones, es tan ocioso como pretender la obtención de cambios de fondo en las conductas sociales, únicamente por mandato gubernamental. Acatar la ley es obligación de quienes integran sociedades y gobiernos, mas este deber irrenunciable, de ninguna manera, puede dejar fuera los conceptos de libertad y respeto.

Si la ley es necesaria, el respeto del individuo al otro resulta, sencillamente, indispensable. Disminuir las conductas antisociales, exige no sólo contar con leyes y aplicarlas, sino implementar acciones preventivas teniendo en el lugar más alto a la dignidad del hombre, consciente éste tanto de su propia libertad como de su necesaria convivencia con semejantes igualmente libres.

En palabras llanas: para vivir en paz, nada ni nadie sustituirá la decisión de cada uno de nosotros para respetar a los demás, sabiéndolos, en esencia, exactamente iguales a nuestro ser.

Y aquí, con profundo respeto a todas las creencias, concluyo parafraseando una cita bíblica: Respetemos a nuestros vecinos, como a nosotros mismos.

Así de sencillo será reducir los conflictos que surgen en nuestra sociedad; así de esencial es tu participación, apreciado ciudadano.

Contacto: cesargarza@apodaca.gob.mx