Asegura Pedro Pablo que Bronco y AMLO son los causantes de las problemáticas en NL

 

Por Rogelio Zamora

Monterrey.- El golpe a la economía familiar de los regiomontanos fue un tema tratado recientemente por Pedro Pablo Treviño Villarreal, Presidente del Comité Directivo Estatal del PRI en Nuevo León y entre otras cosas, criticó el desempeño que han tenido tanto el Gobernador Jaime Rodríguez Calderón, como el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, pues aseguró que en parte, han sido los causantes de problemáticas como la mencionada, así como de la creciente inseguridad, que dijo, vive actualmente el Estado.

Fue el funcionario quien se dio cita este lunes con organizaciones priístas y miembros del Consejo Directivo Estatal y donde aprovechó para tocar el tema del presupuesto que fue destinado por la federación para Nuevo León, sin embargo hizo mención de que ese dinero no se encuentra por ningún lado, a pesar de problemáticas que enfrenta el transporte en la entidad y la polémica suscitada en torno a las tarifas del mismo.

Treviño Villarreal dijo además que el 2019 fue un año difícil para todos los mexicanos y enumeró los problemas que ha enfrentado la ciudadanía, asegurando que la escasez económica se ha perfilado en el primer lugar de situaciones negativas al ostentar un 46 por ciento, la falta de seguridad llegó a registrar 34 por ciento, mientras que el renglón de migración registró un 7.5 por ciento, entre otras cosas.

El índice delictivo, los casos de feminicidio y de abuso sexual fueron mencionados también por el funcionario en la reunión celebrada en el Estado, asegurando que Nuevo León se encuentra entre los primeros lugares de casos de este tipo, por lo que hizo un llamado a las autoridades para que estas cifras no sean las mismas en años próximos.

Por último, el Presidente del Comité Directivo Estatal reiteró la afectación provocada a las familias mexicanas en cuanto al aumento del 10 por ciento en la canasta básica, así como en los datos que arroja INFONAVIT al declarar que cada vez son menos familias las que pueden aspirar a tener su casa propia, debido a la disminución de construcción de vivienda, la cual se desplomó en casi un 30 por ciento en lo referente a la vivienda popular.