Así Somos / No es un problema de armas; sino de corazón

Por Redacción

Monterrey.- Se debe admitir que hay cosas que el gobierno pudiera hacer para disminuir la probabilidad de que las armas caigan en manos equivocadas, pero esto no lidia con el problema real.