Atrapan aquí a otro líder zeta

Notimex

México.- Fuerzas federales detuvieron en Nuevo León a Francisco Ramírez Rivera o Juan Fernando Álvarez Cortez, “El Ferrari”, jefe regional de Los Zetas que operaba en la zona centro de Tamaulipas, confirmó el comisionado Nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido.

En conferencia de prensa, el funcionario federal detalló que esa persona, señalada como uno de los principales operadores del líder de una organización delictiva en la entidad, fue arrestada el sábado 17 de mayo pasado en la caseta de peaje Monterrey-Nuevo Laredo.

Agregó que el presunto delincuente intentaba evitar la acción de las autoridades, ante lo cual se trasladaba a bordo de un autobús de pasajeros pretendiendo mantener bajo perfil.

Rubido García señaló que Álvarez Cortez realizaba ese viaje, pues tenía indicios de que un grupo antagónico intentaba atentar contra su vida, y al momento de su aprehensión se le aseguró un arma larga, un cargador y droga que llevaba ocultos en una maleta.

Enfatizó que dicho sujeto ya había sido detenido por elementos del Ejército mexicano el 17 de mayo de 2010, no obstante el probable responsable se fugó junto con otros reos del penal en el que se encontraba recluido.

Detalló que el grupo delictivo regional para el que presuntamente pertenecía, tenía influencia en la zona centro de Tamaulipas, en municipios como Ciudad Victoria, El Mante, Hidalgo, Padilla, San Fernando y Llera.

Este individuo fue puesto a disposición del agente del Ministerio Público de la federación de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) de la Procuraduría General de la República (PGR), en la ciudad de México.

En otros hechos, Rubido García dio a conocer que el viernes pasado fuerzas federales detuvieron a dos mujeres en la colonia Liberal, de Ciudad Victoria.

Se trata de Maricruz Cardiel Leija o Teresa Mendoza, de 25 años, quien dijo ser contadora de un grupo delictivo que opera en esa zona, junto a Betzabé Arely Berenice Hernández Múzquiz, de 23 años.

A esas mujeres se les aseguraron 867 mil 500 pesos que se encontraban distribuidos en 154 sobres, que presuntamente eran destinados al pago de los integrantes de la organización delictiva.