Brillan Robertson, Delgadillo y Valle

Chris Roberson

 

Por Claudio Gámez

Isla Margarita, Venezuela.- El pitcher tabasqueño Juan Delgadillo, el jardinero central Chris Roberson y Sebastián Valle fueron las grandes figuras en el triunfo de México por 7-1 sobre Puerto Rico, para de esa forma proclamarse Bicampeones de la Serie del Caribe por primera vez en su historia.

Delgadillo lanzó siete innings sin carreras, hizo 98 pitcheos y 70 fueron strikes, terminó la serie con 14 episodios en blanco frente a los Indios de Mayagüez y record de 2-0. Delgadillo ganó la Triple Corona de pitcheo con 2-0, 0.00 y nueve ponches.

El primer bat, Roberson rompió la blanqueada de Puerto Rico con un jonrón en la sexta; fue designado el Jugador Más Valioso al obtener el mayor número de votos (30) de los periodistas. El jardinero central y primer bate fue sexto en porcentaje .370 (27-10); primero en hits y anotadas (6); colíder en bases robadas (2) y sublíder en jonrones (2) y producidas (6).

Valle añadió un grand slam en el mismo ataque de seis anotaciones. Fue líder en porcentaje de slugging (.733) e impulsadas (7); decidió el triunfo contra Dominicana y apuntaló la victoria ayer frente a Puerto Rico.

México ganó tres campeonatos en sus primeros 25 años en la Serie del Caribe, pero ahora ha obtenido tres en últimos cuatro torneos. Asimismo, llegaron a ocho títulos para superar en el tercer lugar a Venezuela y Cuba. Dominicana es líder con 19 y sigue Puerto Rico con 14. Los boricuas también perdieron la gran final del pasado Clásico Mundial.

El Manager Matías Carrillo se convirtió en el tercer manager que gana un campeonato de Serie del Caribe, LMP y LMB. Los dos primeros fueron “Cananea” Reyes y “Paquín” Estrada. También es el segundo estratega mexicano que debuta en la SC y queda campeón, ya que el primero fue Juan José Pacho con los Venados de Mazatlán (2005).

De paso, los Naranjeros de Hermosillo empatan a Tomateros de Culiacán y Yaquis de Cd. Obregón en títulos (2).

Los lanzadores mexicanos tuvieron una serie de éxitos en juegos clave contra equipos boricuas.

El 8 de febrero de 2002, Rodrigo López los venció 3-0 con juego completo para darle el campeonato a los Tomateros de Culiacán.

En Mazatlán 2005, Jorge Campillo logró una victoria de 5-0 sobre los Indios de Mayagüez con 8 innings en blanco para impulsar a los Venados al título. Y este domingo le tocó a Juan Delgadillo.