Candidatos, quedan advertidos

Por. Sergio Chapa Flores.

La situación actual de las campañas electorales se caracteriza por una crisis que sufrimos más que nadie la ciudadanía.

Pues es bien sabido que todo aquel que participa en las elecciones, aún el que más pierde, gana. Sin embargo, somos los ciudadanos los que padecemos las consecuencias de sus actos. Pareciera ser que sus corruptelas no les atañen a ellos, sino a nosotros; entonces, qué esperamos para reclamarlas. Si el juego no ha resultado, entonces cambiemos las reglas del juego e imaginemos por un instante que nuestra participación no será solo en período de elecciones; sino que deberá trascender durante el período que continúe en su cargo.

Al igual los candidatos son malos; porque no hemos podido ejercer nuestro derecho de reclamar la buena función pública, no nos hemos acostumbrado a practicar el derecho que nos da votar por tal o cual persona, y aunque no ganara por la que yo voté; tenemos la obligación de reclamarle al día a día el resultado de su cargo.

Y nos preguntaremos, ¿cómo ejercemos esa gestión? De la misma forma que hacemos públicas todas nuestras acciones. Redes sociales pudiera ser un mecanismo; juntas vecinales pudiera ser otro, reuniones sociales una opción. Todo sirve cuando se trata de realizar nuestra libertad de expresión.

Definitivamente me queda claro que alguien ganará las elecciones; quisiera saber cómo va a actuar cuando se trate de darle respuesta a los miles de conciudadanos que convivimos día a día en trámites gubernamentales, pagamos nuestros impuestos y queremos que el resultado se vea en obra, paz y facilidad administrativa.

La guerra sucia que manejan los candidatos dejó evidenciar que no tienen nada que ofrecer, pues se están valiendo de sus contrincantes para proyectarse; llegamos al ridículo del enunciado directo del señalamiento derrotista de decir que no se votara por tal o cual partido; como si el temor fuera lo único que les afligiera.

Inútil resultó gastar tanto dinero y tiempo para demostrar que ninguno vale la pena. Creo que es momento de exponer que si los candidatos no cumplen con su función; de la ciudadanía, al menos la de Nuevo León, no se van a burlar.

Lo que podemos esperar de los candidatos no está en ellos, sino en nosotros mismos; dejemos la desesperanza para tiempos mejores y demostremos que lo único meritorio que debe trascender en estas elecciones es el valor cívico de la ciudadanía del ejercicio diario de nuestra participación comprometida, en lo cual si así es, estos candidatos sales sobrando.

Ya están avisados…

chapaser@hotmail.com
https://www.facebook.com/sergio.chapa.522

Sergio Chapa Flores. Catedrático de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey.