Cantan y lloran a Pedro Infante en su 62 aniversario luctuoso

 

Por Notimex

México.- Han transcurrido 62 años de su muerte y el pueblo de México no olvida al gran ídolo Pedro Infante. Con imágenes de él bajo el brazo, aún lo cantan, aún le lloran y aún guardan la esperanza de que está vivo y escondido en algún lugar.

Son cientos de seguidores los que hasta este momento se han dado cita en el Panteón Jardín de esta ciudad, para rendirle tributo a una de las máximas personalidades del espectáculo en este país.

En su mayoría son adultos mayores, pero también hay infinidad de jóvenes y niños que conocen de “Pedrito” a través de sus abuelos o sus padres, porque han visto sus películas y han escuchado las canciones que popularizó.

Con guitarra en mano o con micrófono, bocina y una pista grabada, frente a su tumba varios grupos de personas comenzaron a entonar los temas que identifican al protagonista de filmes como: “Nosotros los pobres”, “Escuela de vagabundos” y “Dos tipos de cuidado”.

“Amorcito corazón”, “Cien años”, “No volveré”, “Mi cariñito”, “El mil amores”, “Qué te ha dado esa mujer”, “Flor sin retoño”, “Un mundo raro”, “La tertulia”, “Carta a Eufemia”, “Dios nunca muere” y “Día nublado”, fueron coreados de principio a fin por sus fans.

Algunos también optaron por rezar al pie del mausoleo tras colocar un ramo de flores, mientras que otros brindaron por su vida y su legado al tiempo de sostener a lo alto un caballito de tequila.

En medio de una festividad musical que se llevó a cabo en las inmediaciones del panteón y que tuvo la participación de varios exponentes de la música vernácula, Lupita Infante dijo que su padre continúa siendo tan exitoso que sus discos se venden “como pan caliente”.

“Cada año están aquí todos sus seguidores y los que se van agregando que cada vez son más. No tengo cómo agradecerles tanto cariño y amor hacia mi padre. Él sigue vivo gracias a ustedes y estoy segura que mientras existan, nunca morirá”, expresó Lupita Infante.

Portando un traje de charro, don Aurelio Jiménez compartió que conoció a Pedro Infante en la XEW cuando era muy chamaco, tenía como 12 años.

“Lo vi cantando la de ‘No volveré’ y conseguí su autógrafo, pero se me perdió con el tiempo. Sin embargo, aquí estoy como cada año, no lo olvido, me sé todas sus canciones y lo recuerdo como una gran persona”, platicó a Notimex.

“Me duele hasta la vida saber que me olvidaste, pensar que ni desprecios merezca yo de ti. Y, sin embargo, sigues unida a mi existencia y si vivo cien años, cien años pienso en ti”, cantaban con el sentimiento a flor de piel aquellos que desde temprana hora ocuparon un asiento para disfrutar del evento y sí, les fue inevitable derramar algunas lágrimas.