«Quieren afectar al contralor con grilla de fin de semana»

Por Erik Rocha

Guadalupe.- Para el alcalde de Guadalupe, César Garza Villarreal, la demanda por desvío de recursos en contra de su contralor, Celestino Pérez, es «una grilla de club de fin de semana».

A pesar de que está confirmada la demanda por desvío de recursos,interpuesta ante el Juzgado Primero en delitos patrimoniales con el número 510/214/359/2014; Garza Villarreal sigue negando la existencia del proceso en contra de su funcionario, y lo defendió diciendo que no iba a afectar la carrera de Pérez por este tipo de denuncias en los medios de comunicación.

El alcalde César Garza Villarreal insiste que es falso que exista una demanda, y aseguró tajantemente que debido  a que se trata de un hecho alejado de la agenda pública, no afectará por ningún motivo la carrera política del contralor municipal.

Ante este cobijo, el edil explicó que se trata de un problema interno entre integrantes del Club Deportivo La Silla.

El Club Deportivo La Silla interpuso una demanda en contra del actual funcionario de Guadalupe, Gerardo Celestino Pérez, por mal manejo de recursos cuando éste fungía como tesorero del club; el monto que según se acusa fue desviado ronda los 250 mil pesos, los cuales que serían para infraestructura del club.

“Es falso que haya un tribunal que haya confirmado estos hechos, es muy sencillo, el contralor municipal como cualquiera de nosotros es miembro de un club de servicio. En los clubes privados, deportivos, como compiten planillas, la planilla diferente a la que él pertenecía ganó; él en la junta se manifestó en contra de quien iba a ocupar el cargo de contralor, y es evidente que quien ocupa ese cargo está empeñado en cobrar esa afrenta interior, quieren afectarlo.

“Conozco al contador Celestino, es miembro del Instituto de Contadores Públicos de Nuevo León, fue miembro de una de las firmas más prestigiadas de auditoría internacional, no nacional, internacional. Lo conozco, tiene una vida familiar y personal intachable y por una grilla de club, de fin de semana, yo no voy a afectar su carrera como servidor público, está muy claro”, sentenció Garza Villarreal.

Según quedó de manifiesto en los tribunales virtuales, la demanda inicial se presentó el 21 de diciembre de 2012, y el proceso sigue hasta el día de hoy, ya que el último movimiento fue una diligencia presentada el 4 de abril pasado.