Coinciden en que se persigan gratificaciones a ex empleados

Por Carolina Orozco

Monterrey.- Luego de que el municipio de Monterrey reveló que la pasada gestión que encabezó la panista Margarita Arellanes Cervantes dejó al menos 600 despidos irregulares presuntamente con gratificaciones “descomunales”, el Diputado local del PAN, Daniel Carrillo Martínez, dijo que si se comprueba una afectación, la Contraloría municipal debe primero emprender sanciones.

Así también, dijo que estarán pendientes de la cuenta pública de 2015 del municipio para analizar si esta situación viene observada en el informe de la Auditoría Superior del Estado.

Por su parte, el legislador del PRI, Marco González Valdez, señaló que esta práctica ha sido costumbre de municipios gestionados por panistas y enfatizó que si hay una irregularidad debe perseguirse.

En tanto, el diputado del Partido Movimiento Ciudadano, Samuel García Sepúlveda, dijo que esta situación no le parece extraña y que es un elemento más que Arellanes Cervantes acumulará en su contra.