Conmociona muerte de preso político de EUA por disparo de custodio

 

Por Notimex

Managua.- La población nicaragüense se encuentra hoy en la incertidumbre y el enojo popular por el asesinato de un preso político, por disparos de un custodio durante un violento episodió más de represión en la cárcel “La Modelo”, un hecho que le ha valido innumerables críticas al gobierno del Presidente Daniel Ortega.

Esta tarde, a convocatoria del Comité Pro Liberación de Presos Políticos (CPLPP), está previsto un plantón cívico frente a la catedral de Managua para expresar indignación por la muerte del preso y ciudadano estadounidense, Eddy Montes, así como para exigir justicia y la liberación de todos los prisioneros políticos.

Montes recibió un impacto de bala que le quitó la vida en el Sistema Penitenciario conocido como “La Modelo”, durante el ataque de custodios a los reos políticos que se suscitó la tarde del jueves después de que personal del Comité Internacional de la Cruz Roja efectuó una visita a esa prisión.

Sobre el incidente, en el que también sufrieron lesiones otros 17 prisioneros, entre ellos líderes estudiantiles, el gobierno nicaragüense dio su versión más tarde y dijo que se trató de “intento de motín” en el que un grupo de presos agredieron al personal de seguridad con “claras intenciones de quitar las armas reglamentarias”.

Indicó que Montes, de 57 años de edad, resultó herido y fue trasladado para recibir atención médica, pero que posteriormente las autoridades confirmaron su muerte, de acuerdo con reportes de los medios de comunicación independientes del país.

Por su parte, el Sistema Penitenciario de Nicaragua precisó que se trató de una “grave alteración del orden interno por parte de presos por delitos contra el orden público”, quienes ya habían actuado con violencia en al menos ocho ocasiones anteriores.

Sin embargo, de inmediato los hechos fueron condenados y surgieron dudas sobre la versión oficial del incidente en el centro de detención, donde -al igual que en otras prisiones- se cometen torturas, golpizas y otras violaciones graves contra los detenidos, según denuncias de activistas de derechos humanos.

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, que negocia con el gobierno una salida a la crisis sociopolítica en el país, condenó la muerte del preso Montes, acusó al gobierno de Ortega y suspendió el diálogo, advirtiendo que sólo regresará a la mesa hasta que se aclare lo sucedido.

El grupo de organizaciones y ciudadanos de diversos sectores sociales, que debía reunirse este viernes con los representantes gubernamentales para avanzar en acuerdos, pidió que respete la integridad física de los presos, pero exigió la liberación inmediata y definitiva de todos los presos políticos.

Estados Unidos, que ha adoptado sanciones contra el régimen de Ortega, condenó en términos firmes “el uso de la fuerza letal” contra Montes, quien era ciudadano estadunidense y estaba preso desde hace seis meses acusado de terrorismo, por lo que exigió una investigación de los hechos.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) lamentó la muerte de Montes, quien estaba considerado entre los presos cuya liberación sería conciliada, y pidió a Managua que aclare las circunstancias en que ocurrió, pues hay dudas sobre los protocolos de seguridad en las cárceles de Nicaragua.