Coronavirus, prueba de fuego

 

Por Michel Fernando Martínez Reséndez / Médico internista e infectólogo / Presidente del Colegio de Infectólogos de Nuevo León

“Nada se propaga como el miedo”, así reza el slogan de Contagio, un filme del 2011 dirigido por Steven Soderbergh, donde retrata con gran paralelismo, la situación actual del mundo ante una epidemia. Este nuevo Coronavirus (nCoV-2019) ha puesto a prueba a diversos sistemas sociosanitarios del orbe, particularmente al chino y no tanto por su letalidad, estimada en un 2%, si no por su velocidad de diseminación, ya que en apenas 10 días ha pasado de 2,000 casos a cerca de 24,500 al día 4 de febrero.

No hay que perder de vista que la razón por la cual el 99% de las muertes han ocurrido en la China continental es debido al desabasto de insumos, así como de personal médico, es decir un problema logístico y no biológico, motivo por el cual la OMS (Organización Mundial de la Salud) ha decretado un estado de emergencia global al verse sistemas sanitarios más precarios en riesgo de colapsar ante una eventual aparición de casos.

Al momento no constituye una emergencia nacional ya que no se ha confirmado un sólo caso. ¿Estamos preparados? En mi opinión sí, ejemplo de ello ocurrió hace poco mas de 10 años ante la pandemia de Influenza H1N1 donde el sistema de salud mexicano actuó con prontitud y eficacia. Hoy en día contamos con un mayor número de hospitales de segundo y tercer nivel, así como mejor coordinación y comunicación entre estados y secretaría de salud federal.

En México tenemos laboratorios de vanguardia para el diagnóstico de este nuevo coronavirus, diversos hospitales tanto de orden público como privado han conformado equipos de respuesta y designado áreas para el manejo de estos pacientes.

Importante no difundir información falsa (“fake news”), no es letal si se da una oportuna atención (fuera de China sólo han ocurrido dos decesos), recordando que al momento es por mucho más grave y letal la influenza estacional, enfermedad para la cual contamos con una vacuna. Previsión ante la situación.

Contacto: drmichelfernando@gmail.com