Cumple 30 años uno de los peores accidentes de la NASA

Por Redacción

Monterrey.-El 28 de enero de 1986, a las 11:38 de la mañana, hora local de Florida, el transbordador espacial Challenger explotaba en el aire, este hecho marcó uno de los peores accidentes en la historia de la astronáutica.

El accidente ocurrió en una trasmisión en vivo cerca de un minuto después de haber despegado desde la base de Cabo Cañaveral.

Era la primera misión de un nuevo programa, Teachers in Space (profesores en el espacio), que confiaba en atraer de nuevo la atención del público hacia el programa espacial tripulado.

La misión STS-51L, de hecho, terminó poniendo a la agencia en una situación muy delicada porque se la acusó de haber fomentado una cultura interna que no se preocupaba todo lo que debería por la seguridad de las misiones y, en última instancia de sus astronautas.