Dan casinos batalla legal para seguir operando

Por Andrea Martínez

Monterrey.- A raíz de la tragedia sucedida el 25 de agosto del 2011 en el Casino Royale, que dejó como saldo 52 víctimas mortales, algunos casinos de Monterrey y su área metropolitana fueron clausurados por autoridades locales.

De acuerdo con archivos periodísticos, la ex Alcaldesa panista de la capital del Estado, Margarita Arellanes Cervantes, fue quien inició con el cierre de 10 centros de entretenimiento por falta de permisos de uso de suelo, edificación y construcción, comenzando con una batalla legal.

En el 2014 solo 16 casinos continuaron operando de manera normal, cuando en el 2011 se tenían más de 40 salas legales en la entidad, según cifras de la Dirección General de Juegos y Sorteos de la Secretaría de Gobernación.

Tras concluir el trienio de la albiazul, el Edil en turno, Adrián de la Garza Santos, dio a conocer que al menos seis casas de apuestas peleaban la apertura con presuntas anuencias otorgadas en la administración de Arellanes Cervantes, sin embargo, dijo estar combatiendo dichos procedimientos pues no permitirían su operación.

Incluso, otros municipios como Guadalupe y Escobedo también clausuraron hace más de 10 años diferentes centros de apuestas, que conforme al paso del tiempo y tribunales de por medio, lograron abrir sus puertas.

Ante el panorama, en octubre del 2017, el entonces Presidente de la Comisión de Desarrollo Urbano del Congreso Local, Jesús Nava Rivera, expresó que con una nueva Ley de Desarrollo Urbano se mantendría la prohibición a los usos de suelo y edificación para casinos, sino que también se buscaría adicionar un párrafo para que en caso de que los que están operando generan un perjuicio público, puedan ser suspendidos o clausurados, sin embargo, dicha Ley no ha podido conocer la luz desde hace más de un año.