Debilidad y amenaza de NL

Por Waldo Fernández González / Encargado del despacho de la Coordinación Ejecutiva de la Administración Pública de Nuevo León

Nuevo León recibe un trato injusto por parte de la federación. Nuestra principal debilidad es que formamos parte de un pacto fiscal que nos quita más de los que nos da. El Estado genera el 7.51% del PIB nacional, pero de cada peso que aporta a la federación recibe apenas 29 centavos. Esto significa que entre más productivos somos menos recibimos. Mi planteamiento no busca generar contraste con lo que se les da a los estados del sur, sin embargo, es necesario contextualizar lo que recibimos con los que les dan a estados en circunstancias de desarrollo similares como lo son Jalisco, Estado de México y la Ciudad de México.

Si hacemos un comparativo de los recursos federales asignados a obras y proyectos, dejando a un lado cualquier suspicacia política, encontramos que a partir de 2016 y hasta 2019, Nuevo León es el Estado de éstos cuatro que menos recursos ha recibido. Coincidentemente el Estado de México, entidad de la que había sido gobernador el Presidente anterior, fue el que recibió más recursos en el 2016, 2017 y 2018. Para el 2019 la Ciudad de México, entidad de la que fue Gobernador el actual Presidente, es el Estado de los cuatros mencionados que más recursos ha recibido.

Pongo un ejemplo todavía más dramático. Para el tren interurbano México- Toluca, que tendrá un costo de poco más de cien mil millones de pesos o el tren eléctrico de la zona urbana de Guadalajara, cuyo costo será de poco menos de 50 mil millones, la federación ha puesto la totalidad de los recursos. Por el contrario para la línea 3, cuyo costo es de apenas $19 mil 197 millones 045 mil 184 pesos la federación ha aportado sólo 2 mil 840 millones 561 mil 837 pesos. Se pretende que el resto lo aporte el Estado, asociaciones público privadas, fideicomisos y créditos, cuyas condiciones por cierto son leoninas y absurdas.

En cuanto a nuestra principal amenaza se refiere, ésta no es otra que la posibilidad latente de una crisis por falta de agua debido que la infraestructura hídrica existente ya es insuficiente para el crecimiento poblacional que ha tenido lugar en el área metropolitana. Actualmente existen 386 millones de pesos comprometidos por parte del Fondo Nacional de Infraestructura, sin embargo, eso representa un porcentaje mínimo del costo total de la obra. Con la pasada administración federal Nuevo León sufrió un trato injusto en el reparto de recursos, confiamos que con la actual el panorama sea diametralmente opuesto.

Contacto: wfernandez@waldofernandez.com