Déficits ambientales en la ciudad

Por Guillermo Martínez Berlanga / Ecologista

Para abarcar la problemática medioambiental que enfrentamos en Nuevo León, es necesario hacer una distinción entre dos términos que en muchas ocasiones se utilizan como sinónimos, por un lado el término de desarrollo sustentable, el cual únicamente se ocupa de la preservación de los recursos naturales y la diversidad, a lo largo del tiempo.

En cambio el término de desarrollo sostenible, además de ocuparse de la conservación de los sistemas biológicos, este concepto también tiene en cuenta las condiciones sociales, políticas y económicas del conjunto social, pensando que las acciones del ser humano sean en pro del cuidado del medioambiente y del entorno natural en el que se vive.

En 1997 John Major, primer ministro inglés, en la convención de ingenieros químicos ambientales dijo: “llegamos a la época en que la sociedad y el gobierno que no sea sustentable va a fracasar y colapsar”.

¿Hoy quién puede apostar que Monterrey es una ciudad sustentable? –y ni pensar siquiera en sostenible–. En Monterrey estamos en contra de estos dos conceptos y se ha preferido apostar al desarrollo rentable y redituable.

Ahí está el caso del Parque Fundidora, el cual hasta hace hasta hace unos años era el único pulmón urbano y ya lo depredaron.

Actualmente tenemos un déficit de 1700 hectáreas de áreas verdes, que es el equivalente a 12 espacios similares al tamaño del Parque Fundidora. Nueva York es una de las ciudades más caras del mundo y tiene el 33% de reservas ecológicas del total de su superficie, aquí en Nuevo León tenemos el 1.5%.

Esta ciudad ya no cuenta con defensas naturales y las reservas ecológicas son indispensables, tenemos un déficit de montañas. Llueve 40 minutos y todo se vuelve un caos, las calles se inundan. Pero, decidieron construir en el Parque Nacional Cumbres y únicamente dejaron 100 mil hectáreas, ya no tenemos zonas de amortiguamiento –zonas donde se pueda absorber el agua de las lluvias y restablecerse el ciclo del agua–.

El estado actualmente no tiene la capacidad para garantizar aire limpio y agua y esa es una grave problemática.

Contacto: gmtzberlanga@hotmail.com