Defiende Theresa May acuerdo de Brexit ante rechazo

 

Por Notimex

Londres.- La Primera Ministra de Reino Unido, Theresa May, defendió el convenio del Brexit -proceso como se conoce a la salida de la Unión Europea (UE)- al afirmar que este “es el mejor acuerdo” para la nación.

“Puedo decir a la Cámara con toda certidumbre que no hay un mejor acuerdo disponible y los líderes (europeos) fueron claros en esto ayer”, manifestó la funcionaria.

En una sesión extraordinaria de la Cámara de Diputados, May aseguró que el deber del Parlamento de Westminster en las próximas semanas es “examinar este acuerdo en detalle, debatirlo con respeto, y decidir qué es lo mejor para nuestro interés nacional”.

La Primera Ministra advirtió que si el convenio es rechazado creará “un periodo de inestabilidad” para el Reino Unido.

“Nadie sabe qué pasará si este acuerdo no pasa, se abriría la puerta a más división y más incertidumbre, con todos los riesgos que esto conlleva”, reiteró.

El tratado de retirada está acompañado de la declaración política que delinea la futura relación con la Unión Europea y el Reino Unido. Contempla una serie de instrucciones para la futura relación tras la salida.

Ambas partes se han comprometido a iniciar las negociaciones formales para la futura relación que comenzarán una vez que Reino Unido abandone la Unión Europea programada para el 29 de marzo de 2019.

Además, las partes se comprometen a tener un nuevo tratado comercial y político para diciembre de 2020.

May explicó que las negociaciones para un nuevo acuerdo con la UE estaría basado en una nueva zona de libre comercio, sin tarifas, tasas, restricciones, o verificaciones en las reglas de origen.

“Una relación económica sin precedente que ninguna economía importante tiene. Incluye la liberalización en comercio y los servicios, mucho más allá de lo que estipulan la Organización Mundial de Comercio y los tratados de la UE”.

La Primera Ministra se enfrentó a cuestionamientos, dudas y rechazo de los diputados de todas las fracciones políticas y a las peticiones de varios legisladores que demandan un segundo referendo.

Reiteró que no habrá un segundo referendo porque ya hubo uno y “ahora debemos entregar lo que la gente pidió”, dijo.

Ante la falta de apoyo de los diputados de su propio partido (Conservador), la política hizo un llamado a poner el interés nacional por encima de intereses partidistas.

“Es un momento histórico para nuestro país, y espero que sea abordado de manera correcta”, subrayó.

Entre las condiciones para el divorcio se encuentra un pago en partes de 39 mil millones de libras (50 mil millones de dólares), “un compromiso legal” que Reino Unido debe cumplir, aseguró May.

El acuerdo de retirada de la Unión Europea (UE) -Brexit- fue aprobado el domingo por los 26 países en una sesión relámpago de menos de 40 minutos.

Uno de los puntos que más preocupa a los diputados es la llamada póliza de seguro (backstop) sobre la frontera irlandesa.

El mecanismo que sería puesto en marcha como un último recurso significa que la provincia británica de Irlanda del Norte se quedaría dentro del mercado común y la unión aduanera, mientras que el resto del Reino Unido (Escocia, Inglaterra y Gales) quedaría afuera.

“No hay un acuerdo alterno que honre nuestro compromiso hacia Irlanda del Norte que no involucre la póliza de seguro y la UE no acordaría una futura relación sin esta póliza”, mencionó May.

Agregó que “no hay ningún acuerdo que pueda lograrse sin la póliza y sin este mecanismo no hay acuerdo”.

La política conservadora aceptó que ninguna de las partes está “enteramente contento” con el mecanismo emergente pero esa es la única opción.

May inició hoy la titánica tarea de convencer al electorado británico de que lo acordado durante casi dos años de negociaciones con Bruselas es lo mejor para la nación.

El parlamento analizará el convenio y será puesto a votación en la primera o segunda semana de diciembre.