Denuncian ante ONU que petrolera china amenaza a indígenas

Por Notimex

Naciones Unidas.- Representantes del pueblo Sapara denunciaron hoy ante las Naciones Unidas (ONU) que la petrolera china Andes Petroleum amenaza, con su actividad, la existencia misma de esta y otras comunidades no contactadas en la Amazonía ecuatoriana.

En una vigilia organizada frente a la Misión de China ante la ONU, representantes indígenas destacaron que la actividad de Andes Petroleum, que incluye perforaciones en territorios ancestrales, causará “genocidio contra la nación Sapara y pueblos indígenas en aislamiento”.

“Andes Petroleum debe cancelar el contrato inmediatamente y Ecuador debe cesar otras formas de extractivismo porque amenazan nuestra sobrevivencia”, afirmó el presidente de la nación Sapara, Manari Ushigua.

En una carta entregada a la Misión de China ante la ONU, el pueblo Sapara urge a Andes Petroleum, un consorcio de compañías petroleras chinas, para que cancele de manera inmediata y definitiva contratos con el gobierno de Ecuador para explorar y explotar petróleo en territorio ancestral.

La presidenta de la Asociación de Mujeres Saparas Ashiñwaka, Gloria Ushigua, destacó por su parte que ha recibido ya tantas amenazas de muerte por defender la Amazonia de la explotación petrolera, que mejor se deshizo de su teléfono celular.

La cultura de los aproximadamente 565 integrantes de la nación Sapara fue reconocida en 2001 por la Organización de la ONU para la Educación, Ciencia y Cultura (UNESCO) como Patrimonio de la Humanidad, lo que les otorga medidas especiales de protección.

Sin embargo, en enero de 2016 Ecuador firmó contratos con Andes Petroleum, formado por las empresas National Petroleum Corporation (CNPC) y China Petrochemical Corporation (Sinopec), para la exploración y la explotación de los Bloques 79 y 83, que incluyen casi todo el territorio Sapara.

Informes públicos apuntan a que la explotación y la contaminación petroleras ya han causado graves daños a pueblos indígenas en Ecuador, así como al medio ambiente de la región.

De acuerdo con Kerry Kennedy, presidenta del Centro Robert F. Kennedy de Justicia y Derechos Humanos, ya “dos grupos nómadas que habitaron la región, los Tetetes y Sansahuari, han desaparecido” a consecuencia de la actividad de petroleras estadunidenses en Ecuador.