Derechos humanos ¿instrumento para proteger delincuentes?

Por Ángel Mario García Guerra,  Magistrado

Promover el respeto a los derechos humanos, ¿significa proteger a los delincuentes?, la respuesta definitivamente es no, a través de los medios de comunicación masiva o las redes sociales, nos han vendido la idea que los derechos humanos solo sirven para proteger a los delincuentes, algo que es totalmente falso.

Los derechos humanos son las limitaciones que como sociedad le ponemos al gobierno, pues cuando una sociedad decide vivir de manera organizada, eligen de entre sus miembros a quienes los van a representar y estas personas son los gobernantes, ya sea presidente de la república, gobernadores, alcaldes, diputados, etc., A ellos la sociedad les otorga un poder sobre todos y ese poder se traduce en hacer uso de la fuerza pública para aplicar las leyes.

Tratándose del tema penal, el gobierno tiene la facultad de castigar a los delincuentes, sin embargo, para poder determinar si alguien es delincuente, es necesario que se realice una investigación y se lleve un procedimiento, lo que tiene que hacerse respetando los derechos humanos, es decir, los límites que como sociedad le hemos puesto al gobierno, que son derechos que por ningún motivo puede invadir el Estado, como la libertad, la integridad física, la seguridad jurídica, la salud, la libertad de expresión y muchos otros que están contemplados en la constitución.

Cuando un gobierno, para procesar o castigar a un delincuente, viola esos derechos humanos, el producto de esa investigación puede reflejar una fisión, dicho en otras palabras, tolerar un proceso penal que se llevó a cabo con violación a derechos humanos, es tanto como aceptar la fabricación de delincuentes.

Una sociedad de primer mundo, necesita exigir de su gobierno el respeto a los derechos humanos, sobre todo cuando se trata de la investigación de delincuentes, pues solo de esa manera podemos tener la certeza de que a la persona a la que se está castigando por cometer un delito, es quien realmente lo cometió, no se trata de castigar a alguien, sino de castigar al verdadero responsable, por tanto, el respeto a los derechos humanos, no significa que se esté protegiendo a los delincuentes, sino que se pretende la certeza de la aplicación de la ley penal a los verdaderos culpables.

Contacto: angelmariogarcia@hotmail.com