Detienen en Moscú a yihadistas, planeaban ataques terroristas

Por Notimex 

Moscú. Las fuerzas de seguridad rusas detuvieron a dos partidarios del grupo extremista Estado Islámico (EI) a las afueras de esta capital que estaban planeando atentados terroristas, informó hoy el Servicio Federal de Seguridad de Rusia (FSB).

En un comunicado, el Centro de Relaciones Públicas del FSB, sucesor del Comité para la Seguridad del Estado (KGB, en la época de la Unión Soviética), destacó que los yihadistas, oriundos de Asia Central, fueron detenidos en la región de Vladímir, al este de Moscú.

Los seguidores del Estado Islámico, proscrito en Rusia, estaban preparando una serie de atentados en coordinación con cabecillas yihadistas desde Siria, según reporte de la agencia de noticias rusa Sputnik.

“Los hombres detenidos esperaban instrucciones concretas de los cabecillas del Daesh sobre la compra de armas ligeras y los componentes necesarios para fabricar artefactos explosivos, así como sobre la selección de los blancos para perpetrar los ataques terroristas”, destacó el organismo usando el acrónimo en árabe del EI.

De acuerdo con la declaración oficial del FSB, indicó que al ser interrogados, los detenidos confirmaron sus contactos con los terroristas, así como su intención de cometer atentados y viajar a Afganistán para ingresar a las filas del grupo extremista.

El FSB indicó que ante la declaración de los detenidos organismos abrió una causa penal en su contra por su incitación a actos de terrorismo.

A mediados de septiembre de 2016, el FSB advirtió que unos dos mil 400 ciudadanos rusos participaron en las actividades relacionadas con extremistas del EI, incluidos varias que ya estaban activas junto al grupo en Irak y Siria.

El Estado Islámico (EI) surgió en 2003 como una rama de la red Al Qaeda, aunque después se separó y tomó el control de amplias zonas de Siria e Irak, en donde en junio de 2014 estableció un califato que encabeza su líder al Abu Bakr al Baghdadi, quien se cree está muerto.

El grupo yihadista es reconocido por los crímenes atroces que comete en nombre del Islam, como decapitaciones, lapidaciones, quemando vivas a sus víctimas o lanzándolas desde azoteas de edificios, aunque también ha perpetrado innumerables atentados suicidas.

En Rusia, el más reciente ataque terrorista se produjo en abril pasado, cuando una explosión en el metro en la ciudad de San Petersburgo cobró la vida de 16 personas, aunque se desconoce si el grupo extremistas estuvo detrás.