Día especial de Don Héctor Espino

 

Por Claudio Gámez

Guadalajara.- La Liga Mexicana del Pacífico celebra 75 años de béisbol invernal, y en los festejos, serán recordados los jugadores que han marcado la historia con sus hazañas y récords. Hoy es el momento de recordar al mejor pelotero que ha desfilado en la pelota del Pacífico: Héctor Espino.

El 21 de octubre se ha instituido en la LMP como el Día del Héctor Espino, un día para honrar al más grande bateador que ha existido en los 75 años del beisbol en el Pacífico. Sus números así lo avalan.

Aquel joven pelotero oriundo de Chihuahua que llegó a probar suerte en la pelota invernal con los Yaquis de Obregón muy pronto demostró que llegó a este circuito para ser leyenda. A Héctor Espino le bastaron dos juegos en la “tribu” de Cajeme para estrenarse como el bateador de poder que le daría su etiqueta de inmortal. Por una jugada del destino, los Naranjeros de Hermosillo recibieron, sin saberlo nadie, al más grande carabinero que haya visto el beisbol mexicano.

Héctor Espino es el mejor de todos los bateadores en la historia de la Liga Mexicana del Pacífico, promediando .329 milésimas. Además es líder de slugging con .542, de carreras anotadas con 947, hits conectados con 1824, dobles con 260, el rey de los cuadrangulares con 299 y así como de carreras producidas con 1097.

En seis ocasiones fue el Jugador Más Valioso de la Liga Mexicana del Pacífico y tres veces lo hizo de manera consecutiva. Algo que ningún otro pelotero va a poder igualarle en el futuro. Simplemente, el mejor, Espino tuvo un paso impresionante en los diamantes de la pelota invernal, brindando infinitas satisfacciones a los aficionados de los Naranjeros de Hermosillo y resto de equipos participantes.

En las Series del Caribe demostró su calidad y su enorme talento, convirtiéndose en el Jugador Más Valioso en el certamen de 1976, celebrado en Santo Domingo, República Dominicana, ayudando a su novena en la conquista del primer título para México.

El portentoso bateador ostenta infinidad de récords ofensivos que fueron conseguidos en un día, en una temporada o bien, a lo largo de su fructífera trayectoria. Por citar algunas de sus marcas, Héctor Espino es el número uno en más temporadas jugadas para un sólo club con 24. Tiene los récords de más apariciones al plato en todos los tiempos con 6671 y más veces al bat con 5544.

También posee el récord de más temporadas siendo líder de hits dobles con tres y más años siendo líder de jonrones con siete, con tres de ellos consecutivas marcando otro récord. En 1972 dio tres cuadrangulares en un juego, igualando la marca que aún existe hasta el día de hoy.

Sus 13 títulos de bateo aparecen como un récord incomparable y más cuando vemos que seis de ellos fueron en forma consecutiva, además, su porcentaje de .415 milésimas logrado en la temporada 1972-1973 es el más alto de todos los tiempos en la LMP. Tiene el récord de más temporadas bateando .400 o más de porcentaje, así como el récord de más temporadas bateando sobre .300 con 18 campañas y más años consecutivos sobre .300 con 12 temporadas.

Este 21 de octubre, es el momento preciso para recordar la grandeza de Supermán de Chihuahua, del mejor bateador que ha dado México, Héctor Espino. Medios LMP.