Ejército de EUA concede “derecho de vía” a oleoducto

Por Notimex

Dallas.- El Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos concedió hoy el derecho de vía para que el oleoducto Dakota Acces Pipeline cruce por debajo del Lago Oahe sobre el río Misuri, al norte de la reservación de la tribu Standing Rock Sioux, que ha encabezado la oposición al proyecto.

El derecho de vía abre el camino para la construcción de los últimos dos kilómetros del gasoducto, que transportará diariamente unos 570 mil barriles de petróleo a lo largo de mil 885 kilómetros desde la Cuenca de Bakken, en el noroeste de Dakota del Norte, hasta la comunidad de Patoka, en el sureste de Illinois.

La concesión otorgada este martes elimina la evaluación de impacto ambiental, ordenada en los últimos días de la administración del ahora expresidente Barack Obama, y el período de comentario público asociado.

El Cuerpo de Ingenieros del Ejército notificó en un aviso publicado el pasado 18 de enero en el diario oficial Federal Register, del gobierno de Estados Unidos, que aceptaría los comentarios del público sobre el proyecto hasta el próximo 20 de febrero.

Sin embargo, el pasado 24 de enero, cuatro días después de que el presidente Donald Trump tomó posesión de su cargo, firmó un memorando ordenando a ese cuerpo acelerar el proceso de revisión y aprobación.

En una carta enviada al Congreso este día para anunciar la decisión, el subsecretario adjunto del Ejército, Paul Cramer, citó el memorando del presidente y argumentó que “de acuerdo con la dirección”, su agencia “renunciaría a su política de esperar 14 días después de la notificación del Congreso antes de otorgar el derecho de vía.

Cramer indicó que el Ejército oficialmente otorgaría el derecho de vía este miércoles por la tarde, momento en el que la compañía Energy Transfer Partners (ETP), propietaria del oleoducto, podía comenzar la construcción.

La carta señala que la naturaleza del proyecto, que implica perforar por debajo del Lago Oahe, una parte ensanchada del río Misuri, no requiere una licencia de construcción separada.

La decisión, da a los opositores del oleoducto muy poco tiempo para emprender acciones legales.

La tribu Standing Rock Sioux, que junto con cientos de activistas de grupos ambientalistas se han opuesto al proyecto, emitió una declaración la semana pasada en la que advierte que “seguirá vigorosamente la acción legal para asegurar que la orden de la declaración de impacto ambiental publicada a finales del año pasado sea seguida”.

“El Cuerpo de Ejército carece de autoridad estatutaria para simplemente detener la evaluación de impacto ambiental y emitir el derecho de vía”, sostuvo la etnia que se opone al proyecto al sostener que el gasoducto viola territorio de la tribu y tiene el potencial de dañar su abastecimiento de agua.