El Adviento, tiempo de preparación

Por Monseñor Rogelio Cabrera López / Arzobispo de Monterrey

El pasado domingo celebramos el inicio del Adviento, con el cual se inauguró en la Iglesia el tiempo especial de reflexión en preparación a las fiestas de la Natividad del Señor, por lo que deseo invitar a toda la comunidad a que nos dispongamos de corazón a esta celebración que a todos nos hermana.

El Adviento nos prepara espiritualmente para vivir una vida nueva en Jesús. Cada uno de los cuatro domingos que anteceden a la Navidad, nos introducen en la grandeza del misterio por el cual realizamos estas celebraciones.

Este tiempo, también está asociado a la realización de “posadas” o “fiestas navideñas”, las cuales no deben perder su sentido original, que es el reunirse para compartir fraternalmente con nuestros seres queridos el nacimiento del Redentor de la humanidad.

Es lamentable que, en algunas ocasiones, lo que debe ser un momento de sana alegría, se convierta, principalmente por los excesos en el alcohol, en un triste acontecimiento. Por lo que es necesario que procuremos estar atentos y busquemos cuidarnos unos a otros, atendiendo, especialmente, las instrucciones que dictan las autoridades viales durante estas fiestas decembrinas.

No olvidemos que este tiempo de preparación, interior y exterior, debe ser aprovechado para fortalecer nuestra espiritualidad, nuestras relaciones familiares y de amistad, poniendo especial atención en no dejarnos envolver por el consumismo, gastando lo que no tenemos, provocando que la economía familiar se vea presionada en un futuro próximo.

El Papa Francisco nos invita a vivirlo como “una oportunidad para abrir nuestro corazón, para hacernos preguntas concretas sobre cómo y por quién entregamos nuestras vidas” (Angelus. Papa Francisco. 02 de diciembre de 2018).

En la medida en que nos preparemos interiormente, el arreglo exterior tendrá su sentido real, de lo contrario, de nada servirán las inversiones realizadas para que nuestra casa se vea arreglada y bonita, si quienes ahí vivimos no lo reflejamos en nuestra vida diaria.

Les invito a que tengamos un encuentro fraterno con nuestro prójimo, buscando la reconciliación con quienes están alejados y con aquellos con quienes no nos hemos dado el tiempo para reconstruir lo que pudo haberse lastimado en el pasado.

 

Facebook : www.facebook.com/arzobispomty

Instagramhttps://www.instagram.com/arzobispomty/

Twitter: www.twitter.com/arzobispomty