El agua más cara

 

Por Daniel Butruille / Integrante de Ciudadanos Contra la Corrupción

A los políticos les encanta derrochar el dinero público. Un ejemplo fehaciente de esto es la barbaridad que se está cometiendo con la Presa Libertad. La Presa Libertad costará 5 mil millones de pesos, si es que algún día se consiguen los recursos para completarla. Y proporcionará 1.5 m3 por segundo, agregando aproximadamente un 10 por ciento al suministro actual. Esto, dentro de 4 ó 5 años, en el mejor de los casos. Será el legado de una administración estatal ineficiente.

Como todas las presas su eficiencia dependerá en gran parte de las condiciones climatológicas, huracanes y otras tormentas no garantizadas, así como de la calidad de su construcción y de que no presente pérdidas por fugas subterráneas ni de su cortina, la cual exigirá un mantenimiento constante. Sin lluvias abundantes, a penas podrá albergar unos cuantos peces.

Los técnicos y expertos en sistemas hidrológicos tienen años pidiendo que se explore las reservas súper abundantes en aguas subterráneas, en particular en aguas profundas, que hoy en día la tecnología pone a disposición cómoda para completar el suministro de la ciudad. Actualmente, el 30 por ciento del agua que consumimos es de origen subterráneo (pozos), versus un 70 por ciento que proporcionan las tres presas que surten Agua y Drenaje.

Perforar un pozo es más rápido que llenar una presa. Solamente, hay que saber adonde perforar; para esto están las técnicas geológicas y satelitales que ayudan a ubicar la composición de las capas geológicas a través de las cuales circulan ríos cuyo caudal anual resulta sorprendente, pero que se pierde irremediablemente por falta de aprovechamiento.

Los técnicos aseguran que con la tercera parte de lo que costará la Presa Libertad, se puede incrementar el caudal de agua disponible en más de 20 por ciento, y en menos de cuatro años, contando que los estudios preliminares para determinar los puntos ideales de perforación, durarán de 6 a 12 meses, y costarán de 100 a 200 millones de pesos. Lo doble de agua por la tercera parte del costo y en un tiempo menor.

¿Será que a los políticos les gusta tirar el dinero, mientras sea el dinero de los demás?

Correo: butruilled@hotmail.com