El Alcalde de Monterrey es un hombre muy discreto

Por Daniel Butruille / Integrante de Ciudadanos Contra la Corrupción

El Alcalde de Monterrey es un hombre muy discreto. Hasta secreto, se podría decir. Para destantear, acude al gimnasio a la hora que otros suelen ir a trabajar. Suponemos que a la hora que los otros van al gimnasio, él acude a sus oficinas, así hay menos distracciones y menos interrupciones. Tan secreto que no quiere que se sepa cómo gasta los cuantiosos recursos que asigna al bacheo. No sólo no hay acceso por los medios que exige la Ley de Transparencia, sino que además, los protege de cualquier curiosidad, reservando toda la información hasta el 2022. ¿2022? ¿Un año después de la elección para gobernador? ¿Por qué tantos celos? ¿Qué esconde detrás de la Secretaría de Infraestructura de Monterrey y de su programa de Vialidades Regias?

Lo cierto es que confió esta Secretaría muy técnica a un político, Federico Vargas, formado a la misma escuela “medinista” que él, y que de bacheo, sabe lo que el alcalde sabe de la historia social de los persas. Adrián de la Garza no esconde sus aspiraciones a devolver al estado de Nuevo León los nefastos recuerdos de su ex patrón, Rodrigo Medina. Dinero, no le ha de faltar, ya que el tesoro que acumuló el PRI en los tiempos de Rodrigo Medina es muy cuantioso. ¿Estará este tesoro a su alcance, o habrá otros pretendientes que también tienen la vista puesta en esta fortuna?

Es probablemente esta duda que lo “obliga” a tener rutas alternas y que seleccionó el bacheo como la fuente discreta de recursos poco controlables, y más todavía si “reservó” la información y que encargó a su cómplice Federico Vargas la operación directa de un área tan política como es el bacheo.

No por ser discreto y secreto carece de ambiciones. Su proyecto político es bastante transparente, y la duda consiste en saber qué planes tiene para Nuevo León, a parte de imitar su antiguo patrón en cuanto a consolidar su patrimonio y el de sus amigos, aún que sea viviendo en el exilio al terminar su mandato.

Correo: butruilled@hotmail.com