El estornudo es más peligroso de lo que se pensaba

Por Mayra Rubio

Monterrey.- Investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts han descubierto que un estornudo es mucho más poderoso, y peligroso, de lo que previamente se pensaba.

Sus propiedades de nube de gas permiten a las gotas de agua y a los gérmenes viajar hasta 200 veces más lejos de lo que podrían expandirse por sí solos.

Durante el estudio, se utilizaron  cámaras de alta velocidad para analizar el tamaño, la velocidad y la distancia que alcanzan las gotas de agua al estornudar. Los resultados mostraron que una gota de 100 micrómetros de longitud se mueve cinco veces más rápido de lo que se creía.

El nuevo descubrimiento amplía considerablemente la gama en la que una persona con una enfermedad respiratoria puede infectar a otras.

Al tener una mejor comprensión acerca de los medios que utilizan los patógenos para propagarse, se podrían rediseñar los espacios públicos como hospitales y aviones para minimizar el riesgo de contagio y obtener un mejor manejo de las epidemias.

Son accidentes automovilísticos principal causa de lesiones en columna

El titular del área de Rehabilitación y Medicina Física del Hospital de Especialidades del IMSS Jalisco, Jorge Alberto Romano Romero, dijo que la primera causa de lesiones en columna son traumatismos producto de accidentes automovilísticos.

Agregó que pacientes en edades productivas en el rango de 20 a 40 años, de manera principal hombres, resultan los más afectados por lesiones en la columna vertebral, que requieren de los servicios del área de Rehabilitación y Medicina Física del Hospital de Especialidades.

Manifestó que seguido de los accidentes de tráfico, los percances al realizar actividad deportiva o en el área laboral constituyen los ámbitos en donde se producen con más frecuencia las lesiones en columna vertebral.
Mencionó que las más comunes en el servicio a su cargo son las lumbalgias en primer lugar, seguidas por las cervicales.

Precisó que si se trata de un esguince, las posibilidades de recuperación del paciente son amplias, no obstante puede tomar como mínimo dos semanas si se trata de una lesión leve.

Exhortó a prevenir accidentes principalmente vehiculares, en donde el mayor riesgo se concentra en el copiloto y hacer uso del cinturón de seguridad para en su caso aminorar el impacto de un percance de este tipo.