El Puente de la Unidad

Por Óscar Bulnes Valero
Arquitecto y urbanista de Nuevo León

El Puente de la Unidad fue concluido en octubre del 2003, en la salida de la administración del gobernador Fernando Canales. Se hizo un trabajo muy especial en donde su principal función es que no tiene columnas hacia abajo, que libera el río totalmente, pues los que tienen columna son los que se han caído.

Cuando fui invitado por el Lic. Fernando Canales, tenía un registro de que cada ciclón en Nuevo León caían 100 puentes y eso me preocupó.

El Puente de la Unidad libra un claro de 305 metros para que el agua transite libremente sin afectar la capacidad hidráulica del río. El diseño es producto de ese interés por salvar el río y para hacer ese claro se necesita ese tema de tensores con cambios para poder jalar hacia arriba, como está diseñado para salvar ese claro.

Este sistema lleva una muy alta tecnología, pero las compañías que intervinieron informaron que se tenía que dar mantenimiento al primer año y al tercero para que quede libremente para siempre el Puente Atirantado.

Pero éstas condiciones del primer año y el tercer, ninguno de los dos se ha dado, la autoridad del gobierno municipal de San Pedro y el Estado lo saben perfectamente, de ahí esta obligación, ninguno ha hecho nada hasta el momento y lleva 17 años de vida el puente y lo que debieron de haber revisado al año y hace 15 años, no se ha hecho absolutamente nada.

Gracias a Dios el puente vive porque está bien hecho, pero no le apostamos a esa situación, a ver si está bien hecho o no, pues tiene que hacerse la revisión con necesidad como cualquier carro o como cualquier producto al que se le tiene que dar mantenimiento y ya va retrasado.

Entonces, es urgente que se haga para darle una vida para siempre a ese proyecto importante de la ciudad, que lo ha recibido con gran alegría. Vale la pena conservarlo como debe de ser y presionar a las autoridades para que respondan como se debe.

Cada día que pase puede costarles más caro, así es que deben hacerlo y responder como se debe.