El turismo rural

Por Armando Leal Ríos

Aún son tiempos en que vivimos aislados ante el temor del coronavirus que sigue siendo una amenaza latente para nuestra salud.

Muchos diremos adiós a las vacaciones al no poder ir a playas como Tampico, Acapulco, Mazatlán o Cancún, es mejor no arriesgarse y preferir quedarse en casa.

A menos que se prefiera salir aquí cerca a China, donde la Presa “El Cuchillo” aún tiene agua que los agricultores de Tamaulipas reclaman, pero no se les damos.

O bien, gozar las muchas huertas de naranja que tienen municipios como Gral. Terán, y su enorme extensión territorial que esta localidad tiene en la zona conocida como La Vaquería y que es todo un reto para el turismo de naturaleza.

Aunque también está Cerralvo, considerado “cuna del estado”, que con sus frondosos nogales sigue constituyendo un atractivo turístico para salir en familia y visitarlo. Rumbo al norte está Sabinas Hidalgo, que con el paseo en La Turbina se puede aprovechar para saborear sus variada y sabrosa cocina.

Alguna vez se ha preguntado en qué lugar está el misterio del niño Fidencio, pues en Espinazo en el municipio de Mina, donde además hay un esplendente museo con restos del pleistoceno y una historia que viene de siglos.

Por desgracia, la Presa Cerro Prieto se ha quedado vacía a causa de las sequías, pero sigue teniendo restaurantes que cuentan con una variedad de ricas comidas, así como el encanto que posee el lugar.

El turismo rural en Nuevo León es generoso, atrevasé a conocer lo nuestro. Ya vendrá después el turismo internacional y el turismo que ofrecen nuestras playas nacionales.

leallera@aol.com
https://www.facebook.com/armando.lealrios

Armando Leal Ríos. Analista Político.