¿Eres un papá que educa con conciencia de género?

Por Ana Luz García Aldrete / Psicóloga

Hoy en día,  los papás jóvenes están cada vez más involucrados en la crianza de los hijos.  Vemos claramente una nueva masculinidad que juega roles más sensibles,  papás que están más presentes y más conectados con la familia y el hogar. 

Los mandatos de género son reforzados en la familia desde la infancia temprana en niños y niñas. Y es, precisamente, esta “generación en transición” quien será la encargada de llevar a cabo el cambio de conciencia de género en un futuro.

Sin embargo,  estos papás jóvenes son también la llamada “generación en transición”.  Esto quiere decir que,  muchos de ellos, fueron educados con los valores tradicionales que implican creencias  y  pautas de conducta específica para cada sexo,  lo que se denomina “mandatos de género”.  Por lo tanto,  existe todavía una cierta tensión que dificulta, aún en los hombres más abiertos al cambio, dejar atrás las estructuras con las que fueron criados.

Cada vez los niños están viendo menos a la madre que llega del trabajo y se pone a cocinar,  a lavar la ropa y a hacer ella sola los quehaceres del hogar.  Por el contrario,  los niños ven cada vez más a ese papá que colabora y no le piensa mucho para ponerse un mandil y lavar los platos o preparar la cena.

Cuando en una casa se reparten por igual las responsabilidades y cuando en la pareja no hay uno por encima del otro,  la tensión de la transición a un nuevo modelo irá disminuyendo.

En este mes de junio,  mes dedicado a los padres,  justo es felicitar a los papás que han decidido comprometerse más en la crianza de los hijos,  papás que logran transmitir valores como la igualdad,  la tolerancia y el respeto por las diferencias de género. Pero sobre todo,  felicitamos a aquellos papás que han dejado atrás el modelo patriarcal en donde había una clara preferencia por los hijos varones.

Va un merecido reconocimiento a los papás que han aprendido a conectar con sus hijas mujeres,  a aquellos que ya no piensan que lo “femenino” es sinónimo de un status menor.  A los que brindan iguales oportunidades a hijos e hijas,  a los que ya no usan la palabra “niña” como insulto.  A los papás que se emocionan y lloran igual o más que las mujeres,  a los que dan ejemplo y educan en el respeto y en la no violencia.

Papá, recuerda que tus hijos varones aprenden modelándose en ti.  Ellos observan la forma en cómo tú tratas a todas las mujeres de tu entorno.  Los chistes y los comentarios machistas forman hijos machistas así como los padres maltratadores forman hijos maltratadores. Recuerda, tú eres parte importante de este proceso de cambio y estamos contando contigo.

Contacto: anagar64@hotmail.com

Whatsapp: 81 8253 8530