Esperan pronta normalización del transporte en frontera

 

Por Notimex

México.- Con excepción de los cruces de Ciudad Juárez y Tijuana, donde la espera es hasta de 12 horas, el paso de la carga industrial tiene un avance mayor al 90 por ciento y en dos semanas podría normalizarse en su totalidad, estimó el presidente del Index, Luis Aguirre Lang.

“Estamos esperando a tener una situación un poco más controlada y yo creo que en una o dos semanas hayamos salido del problema”, argumento el dirigente del Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufactura de Exportación (Index).

En Ciudad Juárez, los transportistas tardan en cruzar entre ocho y 12 horas en los carriles regulares y es un poco menos en los carriles express o fast, que están destinados a exportadores de manufactura y que cuentan con una certificación previa.

En Tijuana se observan filas de cinco y siete horas en las vías regulares de tránsito y de dos a tres horas en los carriles express, detalló el empresario al sostener una entrevista telefónica con representantes de medios de comunicación.

“Hoy estamos ya cruzando arriba de 90 o 95 por ciento de la carga, pero específicamente solo en Ciudad Juárez-El Paso es donde las exportaciones no están cruzando al ciento por ciento”.

Ello después de que en días pasados solo cruzaba 65 por ciento del comercio, debido a los tiempos de espera en las ciudades fronterizas hacia el país vecino del norte, apuntó.

Las mercancías del sector automotriz y electrónico, entro otros, han sido las más afectadas, lo que ha llevado a las empresas a contratar los servicios de charters o buscar alternativas aéreas desde otras ciudades de México, para evitar caer en una situación de riesgo y afectar las líneas de producción de sus clientes estadounidenses.

El dirigente empresarial comentó además que la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés) reasignó este lunes a 50 agentes más para la aduana de Nuevo Laredo, donde atraviesa 33 por ciento de las exportaciones.

La medida redujo el tiempo de espera hasta en una hora en los carriles regulares y de sólo de 10 minutos en las vías express o fast-line. “Esperemos que eso continúe así. No nos esperábamos esa noticia y cuando la tuvimos nos dio mucho gusto”, comentó.

Pero no se tiene alguna garantía de que los agentes estadounidenses sigan con sus labores en las aduanas ni mucho menos de que se incremente la supervisión el resto de los cruces fronterizos, pues es una decisión del gobierno de Estados Unidos.

Si bien el problema se agudizo después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, amenazó con cerrar total o parcialmente la frontera con México a finales de marzo, aún se desconocen cifras de las pérdidas económicas por el anuncio.

Aguirre Lang reiteró su confianza porque en dos semanas la situación esté más controlada y se tengan datos estadísticos al respecto.

 

 

-Fin de nota-