Esto aprobó el Congreso de la Objeción de Conciencia

Por Andrea Martínez

Monterrey.- A fin de homologar la Ley de Salud local con la federal, el Congreso del Estado aprobó reformas a la ya mencionada normativa el pasado 15 de octubre.

Dicha propuesta promovida por el Diputado con licencia del Partido Encuentro Social, Juan Carlos Leal Segovia, modificó las fracciones 3 y 4, y añadió una fracción 5 al artículo 48 de la Ley Estatal de Salud a fin de introducir el término “objeción de conciencia”, el cual representa que, el personal medico podrá excusarse de actuar en un caso médico al encontrarse ante una contradicción entre el deber moral y el deber jurídico.

La reforma fue avalada con 35 votos a favor, cinco en contra de Mariela Saldívar y Arturo Bonifacio de Movimiento Ciudadano; Luis Armando Torres de Morena, Dolores Cantú de Nueva Alianza y la independiente Claudia Tapia y una abstención de Ivonne Bustos del Verde Ecologista.

De acuerdo con lo aprobado se establece que, en el Estado, el ejercicio de las profesiones, de las actividades técnicas y auxiliares y de las especialidades para la salud, estará sujeto a:

Fracción 3: Las bases de coordinación, que conforme a este Ley, se definan entre las autoridades educativas y sanitarias del Estado.

Fracción 4:  El personal médico y de enfermería que forme parte del Sistema Estatal de Salud, podrán ejercer la objeción de conciencia y excusarse de participar en la prestación de servicios que establece esta Ley. Cuando se ponga en riesgo la vida del paciente o se trate de una urgencia médica, no podrá invocarse la objeción de conciencia, en caso contrario se incurrirá en la causal de responsabilidad profesional.

Fracción 5:  Las disposiciones de esta Ley y demás normas jurídicas aplicables.

Además, contempla dos transitorios, el primero indica que la Ley entrará en vigor al día siguiente de la publicación en el Periódico Oficial del Estado, mientras que el segundo establece que la Secretaría de Salud emitirá las disposiciones y lineamientos para manifestar la “Objeción de conciencia” sin que el ejercicio de dicho derecho genere discriminación laboral.

Ante ello, diversos diputados y miembros de diversas organizaciones civiles se manifestaron en contra de lo ya aprobado pues aseguraron que la normativa quedó ambigua, lo que puede llevar a casos de discriminación.