Exigen renuncia de fiscal general de EUA por faltar a imparcialidad

 

Por Notimex

Washington.- William Barr, fiscal general de Estados Unidos, ha interferido con la impartición de justicia desde su posición, lo mismo que el presidente Donald Trump, acusaron más de mil 100 exintegrantes del Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Tanto el fiscal como el presidente han contravenido los principios esenciales de la impartición imparcial de justicia al intervenir en el caso de Roger Stone, íntimamente cercano al mandatario y condenado por varios crímenes, señalaron los exfuncionarios y remarcaron que pertenecen tanto al Partido Demócrata como al Republicano.

Barr ha desautorizado a fiscales adscritos al caso de Roger Stone para proteger y asegurar un trato preferencial al simpatizante del presidente Trump, acusaron los firmantes de la carta contra el fiscal publicada en la plataforma Medium.

“Es todavía más escandaloso que el fiscal general intervenga como lo hizo él, luego de que el presidente condenara públicamente las recomendaciones de sentencia que los fiscales adscritos presentaron ante la corte”, señalaron.

“Tal conducta es una grave amenaza a la debida impartición de justicia. En este país, todos somos iguales ante la ley. Una persona no debería recibir trato especial durante un caso criminal por ser un aliado político cercano al presidente”, añadieron los firmantes.

Aquellos gobiernos que usan el enorme poder de la aplicación de la ley para castigar a sus enemigos y compensar a sus aliados no son repúblicas constitucionales, son autocracias, reprocharon los exintegrantes del Departamento de Justicia, que preside Barr.

Los comentarios públicos de Trump sobre la dependencia federal ya han dañado gravemente la credibilidad de la institución y la responsabilidad del fiscal Barr en los hechos, lo cual hace que la solución sea que presente su renuncia, estimaron los firmantes.

“Pero como tenemos poca expectativa de que así lo haga, toca a los oficiales de carrera del Departamento tomar las acciones necesarias para mantener su juramento al cargo y defender una justicia apolítica e imparcial”, expresaron.

Además, los exfuncionarios inconformes celebraron a los cuatro fiscales que decidieron retirarse del caso contra Roger Stone y renunciar al Departamento de Justicia, en ánimo de mantener su independencia, y aseguraron que millones de estadounidenses los apoyan.

Los firmantes pidieron a cada empleado del Departamento que en el futuro reporten nuevos abusos a las autoridades correspondientes y al Congreso estadounidense y, de ser necesario, renuncien y hagan saber públicamente sus motivos a la ciudadanía.

“Igualmente, llamamos a las otras ramas del gobierno a proteger de represalias a aquellos empleados que defienden sus juramentos ante directivas ilegales. El mandato de la ley y la supervivencia de nuestra república no demandan nada menos”, cerraron los inconformes.