Focalizar para prevenir delitos

Por Ervey Cuéllar Adame / Subsecretario de Prevención y Participación Ciudadana de la Secretaría de Seguridad Pública

El arte de un buen resultado en materia de seguridad es no cometer errores del pasado, como por ejemplo, que cada dependencia pública, organizaciones civiles e incluso empresas, intervenían en función de un programa propio, inspirado en intereses particulares; lo que sucedía era que el impacto se diluía porque los recursos eran insuficientes para la sostenibilidad del programa. Los delitos seguían a la alza e inseguridad azotaba la sociedad.

Cuando el Gobernador Jaime Rodríguez Calderón me invitó a integrarme a su equipo y me nombró Subsecretario de Prevención y Participación Ciudadana, me dijo: “Ervey, tu tarea va hacer reconstruir el tejido social y quiero resultados a corto plazo”. Procedimos a implementar estrategias para evitar esa dispersión.

Lo primero fue desgajar el estado en 7 regiones. Encontramos a los municipios del sur y norte desolados, olvidados, desarrollamos programas de fortalecimiento institucional para la prevención de la violencia y delincuencia. Conformando gabinetes municipales, porque encontramos que ni los propios alcaldes podían coordinar su propio gabinete municipal, cada área o dirección tenía su propio plan de prevención.

Hemos conformado 9 gabinetes municipales. Otro de los retos, con el Consejo Ciudadano de Seguridad Pública del Estado, Julio Puente, es conformar Consejos Ciudadanos Municipales para integrar a la ciudadanía en programas de seguridad. La inseguridad pública es un problema social, no gubernamental. Se han conformado más de 25 consejos ciudadanos. Otra acción es la instalación de comités de empresas socialmente responsables, en el ámbito de la violencia y delincuencia, así como el observatorio universitario y ciudadano; se integró el comité consular.

Podemos afirmar que el gobierno independiente cuenta con la estructura, procesos y acciones que garantizan una política pública estatal, de prevención de la violencia y delincuencia focalizada en 21 polígonos prioritarios. El estado y los municipios ya no diseñan y ejecutan programas a su antojo, la estrategia está focalizada y con resultados. Las empresas nos consultan para llevar programas sociales, piden apoyo en una intervención focalizada y estratégica. Es evidente que falta mucho por hacer, pero hay avances que nos motivan para seguir trabajando en la prevención y seguridad bajo una misma visión común.

Correo electrónico: ervey.cuellar.a@gmail.com