Fracasa formación de gobierno en Italia

Por Notimex

Roma.- La Presidenta del Senado italiano, Elisabetta Alberti Casellati, falló en sus intentos por formar un gobierno apoyado por la coalición de centroderecha y el Movimiento 5 Estrellas (M5S).

Casellati, de 71 años de edad y fiel colaboradora del ex primer ministro Silvio Berlusconi, líder de Forza Italia, compareció este viernes ante el Presidente Sergio Mattarella, quien el miércoles pasado le encargó verificar la posibilidad de formar un gobierno de coalición.

“Agradezco a todos los líderes que, pese a la diversidad de opiniones, han tomado parte constructivamente en la discusión. Pienso que Mattarella tendrá nuevos elementos de reflexión importantes para encontrar la mejor vía a recorrer”, declaró a los medios, sin decir explícitamente que había fracasado.

Según portavoces de la jefatura de Estado, ahora el Mandatario se tomará otros dos días de “reflexión” antes de decidir.

La Presidenta del Senado intentó en las últimas 48 horas un acuerdo entre el M5S y la coalición de derecha, del que forman parte ese partido, así como la Liga del Norte y Hermanos de Italia.

El pedido del M5S de que la Liga del Norte rompiera con Berlusconi y la negativa a hacerlo del partido encanbezado por Matteo Salvini empantanó la discusión.

El propio Berlusconi se lanzó este viernes contra el M5S. “Es gente que nunca ha hecho nada en la vida, en mis empresas los pondría a lavar los excusados», dijo en un mitin en la localidad de Casacalenda, en la central región de Molise, donde el domingo se votará para elegir al gobierno local.

Según el expremier y magnate de los medios de comunicación, al que los “grillini” (militantes del M5S) consideran el “mal absoluto”, en las elecciones del pasado 4 de marzo “los italianos eligieron mal”, al dar a ese partido más de 32 por ciento de los votos.

“Ningún acuerdo es posible con los 5 Estrellas, un partido que no conoce el abecedario de la democracia, que promueve la envidia social, formado por desempleados y que representa un peligro para Italia”, insistió Berlusconi. “Veo todo con disgusto, va todo de mal en peor”, reiteró.

Dijo pensar en la formación de un gobierno de centroderecha que busque el apoyo de parlamentarios independientes y del Partido Democrático (PD) del primer ministro en funciones, Paolo Gentiloni.

Pero las declaraciones de Berlusconi irritaron a su aliado Salvini, quien se ha convertido en el líder de facto de la coalición de centroderecha debido a que con casi el 18 por ciento de los sufragios, la Liga del Norte fue el partido más votado de esa agrupación.

“Si Berlusconi quiere ir al gobienro con el PD, que vaya solo. Se equivoca cuando dice que los italianos votaron mal y comete otro error cuando subraya que quiere llevar al gobierno al PD”, dijo.

“No me gusta que hable mal de un partido (el Movimiento 5 Estrellas) que fue votado por un tercio de los italianos”, añadió.

Ante la situación, el diario La Stampa escribió que Mattarella estaría pensando en un gobierno “técnico” o “institucional”, formado por personalidades elegidas por él y que dure al menos hasta 2019.

Dijo que esa posibilidad sería más fácil que buscar poner de acuerdo a Luigi Di Maio, líder del M5S, Salvini y Berlusconi.