Fue sismo 30 veces menor que el de 1985

Por Agencias

México.- Hace 32 años, un poderoso sismo sacudió la Ciudad de México, imágenes que muchos mexicanos tienen grabadas en la memoria como uno de los desastres más grandes que han dejado huella en la historia reciente del país. Justo cuando se conmemoraba esta tragedia, otro sismo volvió a estremecer la el Valle de México.

A unos días de este nuevo desastre natural, el experto del Instituto de Geofísica de la UNAM, Raúl Valenzuela Wong aclaró que aunque se dieron en la misma fecha, hubo notarias diferencias.

Dijo que no existe relación causal entre ambos sismos, y las características son desiguales: el ocurrido hace unos días fue 30 veces menor que el de 1985, y aunque la percepción de daños y afectaciones puede emparentarse, la diferencia y magnitud se debió a la cercanía del epicentro.

1985. Fue a 350 kilómetros
2017. Fue a 120

A través de la videoconferencia “Sismos. 19 septiembre 1985, 2017. Sus características”, realizada en las instalaciones del Servicio Sismológico Nacional (SSN), el especialista en sismotectónica dijo que los movimientos con frecuencias más altas tienden a afectar estructuras más bajas, mientras que los de frecuencias más bajas, dañan estructuras de mayor altura.

Por ello, Leonardo Ramírez, de la Unidad de Instrumentación Sísmica del Instituto de Ingeniería, los colapsos o derrumbes se concentraron ahora en inmuebles de cuatro a ocho pisos, mientras que hace 32 años fueron en estructuras más altas, de hasta 20 niveles.

Respecto a un gran terremoto, que se rumora podría ocurrir en la Brecha de Guerrero, ubicada entre Acapulco y Zihuatanejo, detalló que primero tiene que establecerse el denominado ‘intervalo de recurrencia’.

“Sabemos que nada ni nadie puede predecir un sismo, pero también sabemos que desde diciembre de 1911 no ha ocurrido un movimiento de gran magnitud en dicha zona. Sin embargo, aunque han pasado 106 años, no tenemos datos de cuándo fue el movimiento anterior a 1911, así que no podemos establecer el intervalo de recurrencia. Pero lo que es un hecho es que no se ha liberado energía ahí”.

Asimismo, los especialistas descartaron con todo rigor que la actividad sísmica reciente tenga que ver con los ensayos nucleares de Corea del Norte, realizados el pasado 3 de septiembre.