Igualdad de derechos para las personas con capacidades diferentes

 

Por Ana Juárez Martín / Profesora de Antropología de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM

De acuerdo con el Plan Nacional de Desarrollo (1995-2000), México establece que las personas con discapacidad “[…] deberán gozar de los mismos derechos que el resto de los ciudadanos impulsando la autosuficiencia basada en la superación personal y en la adquisición de capacidades para ejercer en condiciones de igualdad los derechos que le concede la Constitución”. Un derecho legítimo es el goce de un empleo que nos otorgue autonomía.

En el marco del “Día Mundial del Síndrome de Down”, enfatizamos que la discapacidad no es un obstáculo para adquirir habilidades sociales y capacidades cognitivas que permitan la inserción laboral de una persona con síndrome de Down y dar así respuesta a las demandas de las familias.

El mercado laboral se hace cada vez más complejo y competitivo, por lo que el nivel de exigencia también se hace más elevado para los trabajadores con discapacidad. De acuerdo con la Fundación Síndrome de Down de Madrid (España), el perfil profesional más demandado es el de Auxiliar de Oficina, que suele tener tareas flexibles, con poca supervisión por parte de la empresa y requiere que el trabajador desarrolle competencias elevadas a nivel cognitivo (comunicación, clasificación, lectoescritura y habilidad numérica). Otros perfiles laborales que les permite poner en práctica muchas competencias cognitivas y habilidades sociales son los Auxiliares de Comercio (reponedores/ vendedores), Ayudantes de almacén, Operarios de limpieza, Manipuladores de alimentos y Ayudantes de cocina/ pinche.

Los especialistas han podido comprobar que el buen desarrollo y manejo adecuado de los infantes con síndrome de Down va en relación directa con la actitud positiva de su ambiente natural y familiar. Coinciden que aquellos jóvenes que tienen buenos niveles de autonomía personal, habilidades socioemocionales y personalidad armónica suelen vivir en ambientes familiares propicios y relajados, lo que posibilita su desarrollo en total normalidad.

Contacto: ana.juarez@politicas.unam.mx