Innegable la crisis en el PAN

Por Norberto de Aquino

La crisis en el seno de Acción Nacional es innegable. Primero, en la última parte de esa crisis, se registró la catástrofe electoral que llevó al PAN a la tercera posición en las urnas. Después, llegó el choque entre el calderonismo y el maderismo, con la innegable participación oficial en favor del grupo vencedor. Y ahora, una vez votadas las reformas, aparece la corrupción moral del panismo, con videos que se quiera o no, son la parte central del evento.

Como ha sido debidamente registrado, queda claro que en la política mexicana quien no tenga a sus rivales en  videos o capacidad para realizarlos, no podrá avanzar gran cosa. No importa el cómo, hay que videograbar al contrario, especialmente en situaciones comprometedoras, para garantizar el avance político.

De esta manera, la aparición del video de una fiesta realizada por los panistas en enero pasado tiene una doble vertiente: la interna, que obliga a Gustavo Madero a tomar decisiones políticas que pueden debilitarle aún más, y la estrictamente política, que coloca al mismo Madero en la coyuntura de decidir si el “favor” de los videos se le debe al gobierno federal, cosa que por supuesto, no parece nada descabellada.

La doble moral con la que el panismo viaja en la política mexicana no es noticia. Está tan documentada que bastaría con recordar sus alianzas electorales con el PRD para entender que lo que le importa al panismo es el poder y no el servicio público como tal.

Pero en esta ocasión lo que importa es el futuro inmediato. Debilitar al máximo al PAN parece ser una tarea bien orquestada. Si hay grupos de corte fascista, se destacan a todo lo que da la noticia, para llegar al objetivo. Si hay “moches”, como si sólo los panistas lo practicaran, todas las baterías en su contra. Si hay una fiesta, se da a conocer meses después, una vez finalizada la alianza legislativa con el PRI, y sin mediar nada más que el objetivo de las elecciones federales del año próximo.

Por supuesto, los panistas no ayudan en nada a resolver su problemática. Pero el punto no es si el PAN adolece de los mismos problemas que los priistas. El punto es ¿por qué la necesidad de debilitar a un partido en crisis?

Las encuestas dicen que la aceptación del presidente Enrique Peña Nieto ha caída de manera alarmante. Pero, de manera curiosa, también dicen que la “marca” PRI permanece en primer lugar. Esto es, que si las elecciones fueran en estos momentos, el priísmo no tendría problema alguno para quedarse con el control de gobiernos estatales, la Cámara de Diputados y avanzar en el Distrito Federal.

Así las cosas, ¿cuál es el objetivo de atacar a un moribundo?

En el momento en que Gustavo Madero aseguró el control del PAN, las encuestas solicitadas por este grupo, decían que para el año próximo, podrían llegar a tener 170 diputados federales como mínimo. El ideal sería el de llegar a 200 curules en su poder. En la actualidad tiene algo más de 100.

Si el sueño de la dirigencia panista se convirtiera en realidad, el gobierno federal tendría serios problemas. Sin reformas estructurales por delante, quedaría tan sólo el debate anual del presupuesto como gran evento. Y ese seria el objetivo.

Controlar el debate del presupuesto anual seria tanto como controlar al gobierno en muchos aspectos. Y se acepte o no, ello llevaría a un terreno más que pantanoso a la famosa reforma fiscal que tanto malestar ha provocado entre los hombres del dinero.

Y ahí podría encontrarse el meollo de los nuevos videos

El gobierno podría, por ejemplo, realizar una investigación seria y contundente en este caso. La condena a los panistas se mantendría en todos los niveles. Pero la sociedad sabría qué es lo que sucede y quienes son los beneficiarios.

En el país la moda de los videos abarca todos los terrenos. Pero curiosamente, en los casos en los que el gobierno resulta afectado, nunca existe una grabación.

Hay que condenar a los panistas. Pero quedarse en ese punto sería tanto como permitir que en tiempos no muy largos, aparecieran nuevas grabaciones ilegales, que buscarían sólo, un beneficio político que nadie conoce. Como es el caso de hoy.

www.almomentonoticias.mx