La atomización de las candidaturas independientes a la Presidencia

 

Por Samuel Hiram Ramírez Mejía / Maestro División de Derecho y Ciencias Sociales UDEM

Atomizar significa “dividir algo en partes sumamente pequeñas” (RAE), “pulverizar”. Eso es justamente lo que está pasando con las personas aspirantes a la candidatura independiente a la Presidencia de la República.

En efecto, cada una de las 48 personas que fueron reconocidas con ese carácter por el INE debe recopilar 866 mil 593 firmas de apoyo ciudadano. Esto significa que en la suma total de apoyos ciudadanos deben recopilarse cerca de 41 millones y medio de firmas. Esta cifra es prácticamente imposible de lograr tomando en cuenta que en la elección presidencial de 2012 votamos un poco más de 50 millones de personas. En este sentido, aun en el supuesto de que diez personas logren su registro, entre todas ellas deberán “competir” por el voto de las personas cansadas de las candidaturas partidistas.

Otra forma de atomización es con relación a la opción “independiente y ciudadana” que representa cada una de las personas aspirantes. Si tomamos en cuenta las menciones en medios de comunicación de las y los aspirantes, en realidad destacan solamente cinco: Ma. de Jesús Patricio Martínez, “Marichuy” (integrante del EZLN y vocera del Congreso Naconal Indígena), Margarita Zavala (ex panista), Armando Ríos Pitter (ex perredista), Pedro Ferriz (periodista) y Jaime Rodríguez, “El Bronco” (ex priista y actual Gobernador independiente de Nuevo León). Realmente estamos frente a dos o máximo tres opciones desvinculadas de partidos políticos. Esto implica que el resto de las personas aspirantes han utilizado la vía independiente como atajo a los procedimientos de sus partidos políticos, atomizando con ello las candidaturas independientes.

Finalmente, otra forma de atomización de las candidaturas independientes se refiere a las normas jurídicas que regulan su financiamiento público y su acceso a radio y televisión: Todas las personas que sean registradas como independientes serán consideradas, en su conjunto, como un partido político de nueva creación, y el total de minutos o de dinero público que les corresponda será atomizado entre todas las candidaturas independientes a la Presidencia de la República (arts. 393, 407 y 408 LGIPE).

En síntesis, sea por el número de apoyos ciudadanos para ser registrada una candidatura independiente y la elevada cantidad de aspirantes; sea por el origen vinculado o no a partidos políticos; o sea por el acceso a financiamiento público y a radio y televisión, las candidaturas independientes a la Presidencia de la República en 2018 actuarán en un escenario de atomización que, probablemente, termine beneficiando a los partidos políticos.

Contacto: samuel.ramirez@udem.edu