La corrupción en tiempos de AMLO: ¿Más impunidad?

Por Ernesto Canales Santos / Jefe de la Unidad de Transición de la Fiscalía Anticorrupción de Nuevo León

El problema no es quién, sino sus dientes.

El Rey Salomón, en México, decretaría para ambas mujeres impunidad, pues desecharía el caso por falta de pruebas, por sólo presentar como evidencia “dichos” de ambas mujeres, sin estar soportados con pruebas “duras”.

Este es mi pronóstico para López Obrador si no realiza modificaciones de gran calado para “empoderar” a quien sea designado Fiscal Anticorrupción.

El enorme avance en legitimidad que significa la aplicación de los juicios orales en materia penal, con su oralidad y publicidad que conllevan, al poner al alcance público pruebas y argumentos sobre los que jueces deciden los casos, quedan “borrados” en la práctica si estos juicios son ineficientes.

“El Guadalupano” respecto a la Ley de Amparo tiene que terminar, en especial al que entorpece la conducción misma de los juicios penales.

Abogados y jueces lo adoran por la corrupción que permite; equivale a una libérrima ley Pro Aborto contra responsabilidad anticorrupción: Medina ha obtenido una serie de amparos, otorgados “casualmente” por un mismo Juez federal, que han hecho ineficientes, por decir lo menos, los juicios penales a los que ha sido sometido.

Medina, inclusive, se sometió al “aborto” que provoca la píldora mágica de la “Sentencia Anti-comparecencia”, que lo “protegía” de que el Estado le imputase cargos por corrupción; en la Subprocuraduría Anticorrupción en Nuevo León, después de varios meses, logramos “desenmascarar” esta falsa ilusión jurídica, pero no podemos estar seguros que Salomón la pelearía.

¿Qué respeto al “Sacrosanto” Secreto Bancario? Pretender acabar con la impunidad sin otorgar a los investigadores, debidamente certificados, el poder seguir el flujo del dinero público es otro “diente” que los odontólogos legisladores deben de implantar en el Sistema Nacional Anticorrupción, para que el Fiscal pueda “deglutir” a los corruptos y mandarlos al caño.

Otras reformas legales conviene efectuar pero, entre tanto, se debe “hacer de cenar con lo que hay en el refrigerador” e ir construyendo, con las reglas del sistema actual, por más inequitativas que nos parezcan, casos concretos de actos de corrupción que en el imaginario popular lastiman la noción de que no todos son iguales ante la ley.

López Obrador ha hablado de los temas importantes de su gobierno y muy poco se ha comprometido respecto a su política para llevar a cabo una de las promesas más reiterativa de su campaña política ¿es esto indicativo de pactos ilegítimos de impunidad? En tres años hay elecciones intermedias y si en la última elección el electorado cobró factura al PRI, en buena parte por este concepto, lo mismo en la próxima le puede tocar a Moren a.

 

Contacto: ecanales@canalesysocios.com.mx