Lanza Turquía ofensiva en el norte de Siria

Por Notimex

Ankara.- El Ejército turco lanzó una ofensiva terrestre en el norte de Siria contra las milicias kurdas, mientras reanudó el bombardeo sobre la ciudad fronteriza siria Ras al Ain, que ha dejado hasta el momento ocho civiles muertos, según informaron los medios sirios.

El Ministerio de Defensa de Turquía confirmó en su cuenta oficial de Twitter que el Ejército y las fuerzas sirias comenzaron la ofensiva terrestre en el lado oriental del río Éufrates.

“Las Fuerzas Armadas turcas y el Ejército nacional sirio han lanzado la operación terrestre al este del río Eufrates como parte de la Operación Primavera de Paz”, tuiteó el ministerio de Defensa turco el miércoles en la noche, un día después de lanzar un bombardeo contra la ciudad de Ras al Ain, en el noreste de Siria y fronteriza entre ambas naciones.

Las tropas turcas y sus aliados rebeldes sirios atacaron el miércoles a la milicia kurda en el noreste de Siria, golpeándolos con ataques aéreos y artillería antes de comenzar una operación terrestre transfronteriza que podría transformar una guerra de ocho años, destacó el canal de televisión Al Arabiya.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, dijo que la ofensiva, que comenzó con ataques aéreos el martes, tiene como objetivo eliminar a las fuerzas dirigidas por los kurdos de la zona fronteriza y crear una “zona segura” a la que puedan regresar millones de refugiados sirios.

El asalto comenzó días después de que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, retiró a las tropas estadunidenses, decisión calificada por los kurdos como una “puñalada por la espalda”.

Los medios turcos informaron que las tropas ingresaron a Siria en cuatro puntos, dos de ellos cerca de la ciudad siria de Tel Abyad y dos cerca de Ras al Ain, más al este.

Miles de personas huyeron de Ras al Ain hacia la provincia de Hasaka, en poder de las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF) lideradas por los kurdos.

Ocho civiles perdieron la vida y otros 20 resultaron heridos a consecuencia de los bombardeos del régimen turco contra las ciudades de Qamshli, Derbassieh y Ras Eid en el campo de la provincia de Hasakeh, donde fueron atacadas importantes instalaciones de servicios e infraestructura, como las presas y las plantas de energía eléctrica y de agua, reportó la agencia siria SANA.

Los bombardeos turcos con artillería y aviación apuntaron contra la línea eléctrica que garantiza el funcionamiento de la planta de agua de Alouk y también la presa Manosoura dejando sin agua potable a dos millones de civiles.

El régimen turco, según SANA, expandió su agresión contra la ciudad de Ras al-Ain en el campo noroeste de Hasakeh y también contra Tal Abyad en el campo norte de la provincia de Raqqa.

Por otro lado, integrantes de la autoproclamada milicia Fuerzas Democráticas de Siria (SDF) prendieron fuego en algunos pozos petroleros del campo de Hassakeh, así como quemaron neumáticos en la mayoría de los barrios de la ciudad de Ras al-Ein.

Las fuerzas kurdas respaldadas por Estados Unidos controlan de hecho el norte de Siria. Turquía las considera una organización terrorista que representa una amenaza separatista.