Las inundaciones se pueden evitar

 

Por Juan Carlos Ruiz García / Diputado del PAN en NL

Aunque eventuales, las inundaciones provocan graves daños en el área metropolitana de Monterrey, como consecuencia de un crecimiento urbano en donde no se toman medidas precautorias.

Para evitar esto propuse reformas a la Ley de Agua Potable y Saneamiento del Estado de Nuevo León, las cuales ya fueron aprobadas y publicadas en el Periódico Oficial del Estado, para que los desarrolladores tengan como condición de obtener la factibilidad de sus proyectos urbanísticos estos contemplen el diseño de sistemas de retención o infiltración, previendo disminuya el escurrimiento de agua en condiciones naturales.

Se busca prevenir inundaciones a través de sistemas que capten el agua de lluvia, de tal suerte que lejos de provocar daños, será aprovechada de la mejor manera para consumo y uso humano.

El crecimiento de la zona metropolitana de Monterrey en los últimos 20 años se ha prácticamente duplicado, con lo cual también han crecido las áreas de impermeabilización que provocan las inundaciones al reducirse las áreas de absorción.

Las inundaciones desafortunadamente han cobrado vidas de personas que son arrastradas por corrientes sorprendentes de agua, en donde usualmente hay calles y avenidas.

También han provocado daños a la infraestructura urbana de las ciudades, pero también en el patrimonio particular de los ciudadanos que se ven afectados con las inundaciones.

Con los retenedores de agua que ya quedaron establecidas en la Ley de Agua Potable y Saneamiento del Estado de Nuevo León, propiciará una mejor infiltración del agua de lluvia disminuyendo y regulando el escurrimiento superficial para atenuar los efectos negativos de la urbanización.

Con estas medidas precautorias, las inundaciones se pueden evitar.

Contacto: juancarlosruiz@hcnl.gob.mx