¿Los 4 Jinetes de Apocalipsis al INE?

 

Por Héctor Gutiérrez de la Garza / Abogado Constitucionalista

Uno de los temas más debatidos sobre la 4T, es si hay la intención de controlar por vías de hecho o de derecho a los órganos constitucionalmente autónomos (OCA´s), como lo son el Banco de México (BANXICO), Instituto Nacional Electoral (INE), Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), Comisión Federal de Competencia Económica (COFECE), Comisión Reguladora de Energía (CRE) o la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH); los hechos recientes en las propuestas presentadas para la renovación de integrantes de la CRE o la CNH, tuvieron como eje de sus aspirantes una gran ignorancia de buena parte de ellos en los temas de especialización que les competen y sobre todo, de su autonomía en la futura toma de decisiones.

Cómo olvidar aquél aspirante a comisionado de la CRE que en su intervención ante el Senado confundió un Certificado de Energía Limpia (CEL) con un celular, estas improvisaciones se suman a la designación de Rosario Piedra como titular de la CNDH de quien se argumentó no reunía los requisitos de ley por su dirigencia partidista y mucho menos autonomía de uno de los principales poderes a regular, el Ejecutivo.

Ahora bien, a más tardar el 4 abril del presente año la Cámara de Diputados por las 2/3 partes de los presentes, que Morena ya los tiene deberá designar a 4 Consejeros Electorales de un total de 11 del INE, que por obvias razones serán determinantes en el proceso electoral Federal y Local del 2021 que inicia en octubre de este año.

Debemos como lo prevé el art. 41 de nuestra Constitución exigir que la Cámara de Diputados integre un Comité de Evaluación de 7 personas de reconocida honorabilidad y experiencia en Recursos Humanos o en su caso en la materia electoral; es decir que tanto los 3 que debe proponer la Cámara de Diputados, como los 4 propuestos por la CNDH y el INAI para conformar este Comité provengan de la sociedad civil.

A su vez, que su evaluación de conocimientos y capacidad sea realizada por Universidades públicas o privadas de prestigio, que los aspirantes sólo se conozcan por número de folio y no por su nombre y que los resultados sean públicos, para que de ellos se elijan a los mejor evaluados.

Este procedimiento nos garantiza que tengamos un INE fortalecido con 4 nuevos Consejeros con capacidad y con la autonomía e independencia que asegura el cumplimiento de los requisitos constitucionales. Cuando hay un Comité de Evaluación integrado por personas que pierden más de lo que ganan con sus acciones, se garantiza que la evaluación de los aspirantes nos lleve a seleccionar a los mejores y el influyentísmo salga por la puerta de atrás.

Contacto: hhgutierrez62@yahoo.com.mx