Los retos del nuevo gobierno

Por Carlos Carrasco Sánchez / Catedrático de Economía de la UDEM

Durante su toma de protesta, el Presidente López Obrador presentó un diagnóstico del estado de la nación. Entre los desacuerdos con los gobiernos precedentes, hay dos temas de especial relevancia: la estrategia de seguridad y el modelo de crecimiento económico. En esta semana (y las siguientes), retomaré ambos temas para exponer algunos retos de la nueva administración.

El Presidente López Obrador ha sido crítico del modelo de desarrollo de los últimos 30 años. Desde la crisis de 1982, se inició un proceso de reforma de la economía mexicana buscando detonar el crecimiento mediante las exportaciones

Así, el nuevo sector externo se caracteriza por menores barreras comerciales y costos del comercio internacional, una nueva composición de las exportaciones y mayor diversificación de las industrias exportadoras.

No obstante, el incremento de las exportaciones no se ha reflejado en una mayor tasa de crecimiento de la economía mexicana, ¿qué explica -al menos parcialmente- esa desconexión?

México ha transitado de la exportación de bienes primarios y de extracción a bienes manufacturados, especialmente de valor añadido medio-alto y alto. Sin embargo, la proporción de insumos importados de las exportaciones es mayor que la de otros países con perfil exportador. Además, conforme se incrementa el valor agregado de los productos exportados, el contenido importado también se incrementa.

Lo anterior limita los efectos positivos que las exportaciones tienen sobre el resto de la economía.

El establecimiento de industrias locales proveedoras de dichos insumos generaría una mayor conexión entre exportaciones y crecimiento económico. Ese es uno de los retos de la siguiente administración.

Contacto: carlos.carrasco@udem.edu