Me consta que el cadáver de Paulette no estaba ahí.- Lilly Téllez

Lilly Téllez

Ciudad de México.- Tras el estreno de Historia de un crimen: La búsqueda, serie basada en la desaparición y muerte de la niña Paulette Gebara Farah en 2010, las dudas sobre el caso volvieron a emerger y una de las reacciones que no se hizo esperar fue la de la senadora Lilly Téllez.

En el momento de la desaparición de la menor, la legisladora sonorense ejercía como periodista. Ella fue una de las reporteras que cubrió el caso. En marzo de 2010, los padres de la menor de 4 años denunciaron la desaparición. Según explicaron, se despertaron el día 22 de marzo y comprobaron que su hija no estaba en la cama.

En esos días de investigación, Lilly Téllez logró entrevistar a Lizette Farah, madre de Paulette. El encuentro ocurrió el 27 de marzo, teniendo como locación el dormitorio de la pequeña.

Durante la entrevista, la periodista no sintió nada extraño, ni le molestó ningún olor sospechoso. Pero días después, el 31 de marzo, las autoridades hallaron el cadáver de la niña, asegurando que todo el tiempo había estado entre la base de la cama y el colchón.

Téllez nunca creyó la resolución del caso. Según el entonces procurador del Edomex, Alberto Bazbaz, Paulette murió la misma noche de su desaparición, tras rodar sobre la cama y terminar en los pies de la misma.

Ahora, más de diez años después, la actual senadora de Acción Nacional (PAN), aseguró que el cadáver de la niña no estaba debajo de la cama cuando ella realizó la entrevista; además, Téllez reveló que llegó a recibir amenazas para que dejara de hablar del caso.

“Me consta que el cadáver de Paulette no estaba ahí y lo denuncié así en varios medios”, escribió la senadora en su cuenta de Twitter.

“Después de denunciar insistentemente que el cadáver de Paulette no estaba en su cama, recibí una amenaza para dejar el caso y sigo vulnerable ante ese amago. Sin las condiciones necesarias para hacer denuncia ante las autoridades, este es otro ejemplo de la falta de Estado de Derecho”, agregó la senadora.

En una columna para el portal SDP Noticias, años más tarde, afirmó que el cadáver había sido colocado allí deliberadamente días después de que los padres reportaran la desaparición de la niña, quien padecía discapacidad motriz y de lenguaje.

“Sabemos que el cuerpo de Paulette fue sembrado ahí; literalmente metido con fuerza, ya rígido y descompuesto en ese minúsculo espacio en donde era físicamente imposible que hubiera quedado atrapada mientras dormía”, escribió la sonorense.