Me vas a odiar por esta historia que te contaré…

Por René Mantecón / Conferencista

Si escuchas esta historia, o me odias, o tendrás afinidad conmigo, Eso dependerá de cómo tú veas la vida, si eres de las personas que sólo le gusta que le hablen bonito, entonces me odiarás, porque esta vez no será así, pero si eres de las personas que les gusta que les digan las cosas como son, entonces posiblemente me veas como un amigo…

Ahí te va la historia….

Un joven le pide agua a un señor que vive en una montaña, el señor le dice que vaya al pozo (noria) tras su cabaña y que bombee para que salga el agua; antes de que se vaya el muchacho, el señor le dice que se suba a los barrotes de madera para no enlodarse, el joven asiente con la cabeza y se va. Cuando está bombeando, se percata que se escucha a un perro chillar, el agua empieza a salir y el joven bebe y llena su recipiente, después le da la vuelta al pozo o noria hacia donde se escuchaba el perro chillar y lo ve que está ahí y que no se mueve, el asume que se quebró una pata, va con el señor a avisarle y el señor le dice: “no le haga caso, ese perro está chiflado”, el joven le insistió que lo fuera a ver porque lloraba mucho de dolor y el señor repite: “no le haga caso, no es nada grave”. El joven le pregunta: “¿cómo sabe eso usted?” Y el señor le dice: “está sentando en los barrotes de madera donde hay un clavo que sobre sale y el perro está sentando sobre el clavo” el joven sorprendido le pregunta: “pero entonces si le duele ¿por qué no se levanta de ahí?” y el señor responde: “porque no le duele lo suficiente….”

¿A cuántos de ustedes les duele tener problemas económicos?

Les duele tanto como para quejarse, pero no tanto como para levantarse y salir del problema

¿A cuántos de ustedes no les duele tanto el no poder llevar a sus hijos de viaje o a cierta escuela?

Les duele tanto como para quejarse, pero no tanto como para levantarse y salir del problema

¿A cuántos de ustedes le duele tanto el no alcanzar sus sueños y sus metas?

Les duele tanto como para quejarse, pero no tanto como para levantarse y salir del problema

Y así puedo continuar con un sinfín de ejemplos…

A veces la gente se acerca a mí y me dicen que es muy doloroso para ellos su situación, y yo sólo escucho quejas, Si te duele ¿entonces por qué no haces algo al respecto?

De verdad, deben aprender a tomar responsabilidad de que muchas cosas que les pasan es porque no están haciendo las cosas que deberían.
Ya me los imagino pensando que a veces son cosas externas, pero aquí estamos hablando de lo que tiene que ver contigo, de lo que controlas.
Sácate el maldito clavo de una vez por todas y lánzate por tus sueños!!!

info@renemantecon.com