Muertes históricas causadas por vectores

Dr. Óscar Flores

(Director del Centro de Estudios Históricos de la UDEM)

Esta semana destacó en todos los medios de comunicación la nota de que el Día Mundial de la Salud se instituyó el 7 de abril de cada año, para recordar el aniversario de la fundación de la Organización Mundial de la Salud hace 66 años.

Por ello, todos los años se elige un tema relacionado con un área prioritaria de la salud pública y este año se dedicó el día a destacar el combate a las enfermedades transmitidas por vectores.

Entre los personajes históricos que se presume murieron por enfermedades vectoriales podemos mencionar a los siguientes: Lord Byron, Alejandro Magno, San Agustín, Genghis Khan, Vespasiano, Dante, Cristóbal Colón, Vasco de Gama y George Washington.

En Chile, científicos tienen información que apunta a que la “enfermedad de Chagas” estuvo presente mucho antes de la conquista europea y de la construcción de viviendas de adobe.

El paludismo, conocido también como malaria, es una enfermedad infecciosa que se conoce desde la antigüedad. Se pensaba que esta enfermedad era producida por los efluvios venenosos que emanaban del suelo y de las zonas pantanosas, y hasta por agentes que desplazaban por el aire, pero en 1881 Laveran descubrió que el paludismo era producido por un parásito protozoario (hemtozoario): el plasmodium malariae.

Pero, estimado lector(a), usted se preguntará ¿que son los vectores y las enfermedades vectoriales?

Los vectores son organismos que transmiten patógenos de una persona (o animal) infectada a otra. Las enfermedades vectoriales son las causadas por estos patógenos en el ser humano, y generalmente son más frecuentes en zonas tropicales y lugares con problemas de acceso al agua potable y al saneamiento. Uno de estos lugares es México.

Se calcula que la enfermedad vectorial más mortífera (el paludismo) causó más de 600 mil muertes en 2010, la mayoría en niños africanos.

No obstante, la enfermedad de este tipo con mayor crecimiento en el mundo es el dengue, cuya incidencia se ha multiplicado por 30 en los últimos 50 años. En buena medida los avances en la transportación y el movimiento migratorio han contribuido en su expansión. En efecto, la globalización del comercio y los viajes, la urbanización y el cambio climático, están teniendo gran impacto en la transmisión de estas enfermedades y haciendo que aparezcan en países en los que antes no existían.

En los últimos años, el renovado compromiso de los ministerios de salud y de las iniciativas sanitarias regionales y mundiales (con el apoyo de fundaciones, organizaciones no gubernamentales, el sector privado y la comunidad científica) ha ayudado a reducir las tasas de incidencia y mortalidad de algunas de estas enfermedades.

El Día Mundial de la Salud en este año de 2014 se centrará en algunos de los vectores más conocidos, como los mosquitos, los flebótomos (del griego phlebos que es vena y tomos, cortar), las chinches o las garrapatas responsables de la transmisión de una amplia gama de patógenos que afectan al ser humano o a los animales. Los mosquitos, por ejemplo, transmiten no solo el paludismo y el dengue, sino también la “filariasis linfática”, la “encefalitis japonesa” y la fiebre amarilla.

¿Cómo podemos protegernos contra las enfermedades trasmitidas por vectores? El objetivo de la campaña consiste en aumentar la concienciación sobre la amenaza que suponen los vectores y las enfermedades vectoriales, y animar a las familias y a las comunidades a que adopten medidas de protección. La campaña contará con una amplia difusión de información en las comunidades. Como las enfermedades vectoriales empiezan a sobrepasar sus fronteras tradicionales, es necesario que las medidas se amplíen más allá de los países en los que actualmente medran estas enfermedades.

 

Dr. Óscar Flores

Director del Centro de Estudios Históricos de la UDEM

Dr. en Historia Contemporánea / Miembro del Sistema Nacional de Investigadores, y premio nacional de Historia “Salvador Azuela” en 1994.

Autor de numerosas obras de historia / Ha sido invitado en History Channel y colaborado en los programas “México, Nuevo Siglo” y “Discutamos México”.