Ordenan cancelar el partido de Jimmy Morales

 

Por Notimex

Guatemala.- El oficialista Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación) de Guatemala entró en un proceso de desafiliación ordenado por la autoridad electoral, por un caso de presunto financiamiento ilícito de unos dos millones de dólares en la campaña que llevó a la Presidencia a Jimmy Morales.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) anunció esta semana que abrió el proceso para la “cancelación” o pérdida de registro del partido oficial, el derechista FCN-Nación, fundado en 2008.

La Fiscalía General y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) pidieron a la autoridad electoral la cancelación del partido oficial por no reportar unos 15 millones de quetzales (dos millones de dólares) en los pasados comicios de 2015.

El TSE consideró que hay elementos para iniciar el proceso de cancelación del FCN, según las pruebas presentadas por la Fiscalía General y la CICIG -misión de las Naciones Unidas que colabora en la lucha contra el crimen organizado y la corrupción-.

La CICIG y el Ministerio Público (MP), que el 25 de agosto de 2017 presentaron los resultados de la primera de dos fases de la investigación, concluyeron que el FCN-Nación sería responsable del delito de financiamiento electoral ilícito.

El ahora gobernante Morales, quien se impuso en las pasadas elecciones de 2015 y asumió el 14 de enero de 2016 para un mandato de cuatro años, fungía entonces como secretario general del FCN, partido que lo postuló a la Presidencia.

El 25 de agosto de 2017, la jefa del MP y de la Fiscalía General, Thelma Aldana, y el titular de la CICIG, el colombiano Iván Velásquez, al dar a conocer los resultados de la investigación, informaron que gestionarían un antejuicio (retiro de la inmunidad) contra el presidente Morales.

El MP y la CICIG acusaron a Morales y pidieron a la Corte Suprema de Justicia que le retirara el derecho de antejuicio para poder investigarlo y juzgarlo por el posible delito de financiamiento electoral ilícito cuando fungió (en los comicios de 2015) como secretario general del FCN.

Según la investigación, Morales, como secretario general de FCN-Nación, “pudo haber recibido contribuciones en forma anónima, además de no haberlas registrado en los libros contables” del partido y no colaborar con el TSE para el control y fiscalización del partido.

Dos días después, la madrugada del domingo 27 de agosto de 2017, al retornar de un viaje a Nueva York donde se reunió con el secretario general de Naciones Unidas, el presidente Morales declaró non grato al jefe de la CICIG y ordenó su inmediata expulsión de Guatemala.

Una resolución del máximo tribunal del país rechazó la decisión presidencial en el caso del titular de la CICIG y frenó así la expulsión del colombiano Velásquez, quien sigue al frente de la misión de Naciones Unidas.

El proceso del retiro del derecho de antejuicio contra el presidente siguió su curso en la instancia judicial y al llegar al Congreso, con la mayoría de diputados oficialistas o afines, se falló a favor del presidente y se rechazó el pedido para despojarlo de la inmunidad.

El 19 de abril pasado, el MP y la CICIG informaron de los resultados de la segunda y última fase de la investigación del caso por el posible delito electoral.

“Se presume que al menos 15 millones de quetzales (dos millones de dólares) provienen de financiamiento ilícito para el partido FCN-Nación en las elecciones del año 2015”, indicaron entonces ambas entidades.

Los titulares de ambas instituciones expusieron que, con base en la investigación, solicitarían al Tribunal Supremo Electoral “que se cancele el partido FCN-Nación, de acuerdo con el procedimiento establecido en la Ley Electoral y de Partidos Políticos”.

El TSE atendió el pedido del MP y la CICIG y, tras valorar las pruebas de la investigación del caso de fondos ilegales en la campaña electoral de 2015 que llevó a la Presidencia a Morales, anunció esta semana que comenzó el trámite para retirarle el registro al partido gobernante.

Javier Hernández, secretario general de la organización política y jefe de los diputados oficialistas en el Congreso, consideró que el retiro del registro generará “ingobernabilidad” y afectará incluso el funcionamiento parlamentario.

Aseveró que la decisión del TSE para cancelar al FCN-Nación, además de actuar contra la imagen presidencial, obligará a la salida de diputados oficialistas de puestos claves parlamentarios, pues al carecer de partido no podrán encabezar ninguna comisión.

Hernández señaló que insistirán en los próximos días ante el TSE para desvirtuar las acusaciones de supuestas irregularidades en el manejo de sus finanzas durante la campaña electoral de 2015 y aseguró haber presentado en su momento la contabilidad de FCN-Nación.

El Presidente Morales, principal implicado en el caso de financiamiento electoral ilícito, ha decidido mantener su habitual alejamiento de la prensa y no se ha manifestado sobre la inminente cancelación del partido oficial.